El D&O, los eguros para administradores y directivos

Empleados de una empresa. / Scott Graham en Unsplash
Empleados de una empresa. / Scott Graham en Unsplash
Hay un tipo de contratos de responsabilidad civil que las propias entidades denominan D&O. Un seguro para administradores y directivos.
El D&O, los eguros para administradores y directivos

Aunque para algunos lectores sea una obviedad, explico rápidamente lo que se entiende por contrato de seguro. Es aquel por el que la parte aseguradora se obliga a indemnizar o a realizar otras prestaciones, dentro de los límites que se pacten, al asegurado a cambio de una contraprestación económica que llamamos prima, en el caso de que se llegara a producir el hecho objeto de la cobertura (se produzca incendio, accidente, robo, etc.). La póliza es el documento en el que se formaliza el contrato, hoy en día en su mayor parte digitales mediante firma bien por el móvil o correo electrónico.

Pues bien, hay un tipo de contratos de responsabilidad civil que las propias entidades denominan D&O. Un seguro para administradores y directivos.

Este seguro de Responsabilidad Civil para Administradores y Directivos garantiza las consecuencias económicas que se deriven de las reclamaciones presentadas contra el asegurado, con fundamento en un acto de gestión incorrecto cometido por el asegurado, así como los gastos de representación legal derivados de dicha reclamación, asistencia jurídica incluida en la mayoría de los contratos de responsabilidad civil.

Los administradores y directivos son legalmente responsables de los errores y omisiones cometidos en la gestión de la sociedad para la que trabajan y por tanto, son susceptibles de recibir reclamaciones fundadas o infundadas: como Administrador y Directivo de la empresa, respondes con tu patrimonio personal ante las reclamaciones que recibas, tanto por la realización de actos de gestión incorrectos, como por negligencia en el desempeño de tus funciones, falta de supervisión, por prácticas laborales, etc.

El seguro de RC de administradores y directivos es una protección de su patrimonio y de hecho algún caso famoso ha sido indemnizado por compañía de seguros, en vez del directivo.

Independientemente de que la empresa sea familiar, multinacional, pequeña, mediana o grande, los administradores y directivos están sujetos al mismo régimen de responsabilidad y por lo tanto, de partida, al mismo riesgo. En los últimos años, España ha registrado un incremento considerable en las reclamaciones formuladas contra los directivos de empresas. Este incremento se debe a: modificaciones de legislación y regulaciones en áreas de gobierno corporativo, leyes laborales, competencia, tributarias, concursal, mayor oferta de gabinetes y contratos de reclamación por parte de empresas y particulares, etc…

Código Civil:

- Art. 1902. “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Código Penal

- Art. 31. “El que actúe como administrador de hecho o de derecho de una persona jurídica, responderá personalmente, si se dan en la entidad que representa las condiciones, cualidades o relaciones que la correspondiente figura de delito requiera”.

Ley de Sociedades de Capital

- Deber de Diligencia (art. 225 LSC) de un ordenado empresario. El deber de exigir y derecho de recabar de la sociedad la información adecuada y necesaria para el cumplimiento de sus obligaciones.

- Deber de Lealtad (art. 227 LSC), desempeñar el cargo con la lealtad de un fiel representante, obrando de buena fe y en el mejor interés de la sociedad. Infracción = obligación a indemnizar por el daño causado al patrimonio social + devolución a la sociedad del enriquecimiento injusto obtenido por el Administrador.

- La obligación de secreto profesional.

Cualquier incumplimiento de éstas, puede ser susceptible de recibir una reclamación. Siendo por todo ello cada vez esta modalidad, más importante en las carteras de seguros, tanto de los mediadores como de entidades aseguradoras. @mundiario

El D&O, los eguros para administradores y directivos
Comentarios