Buscar

MUNDIARIO

Repsol pierde 487 millones de euros en el primer trimestre por el colapso del petróleo

En el primer trimestre de 2019, Repsol había obtenido un beneficio neto por 608 millones de euros, unos 659 millones de dólares.

Repsol pierde 487 millones de euros en el primer trimestre por el colapso del petróleo
El presidente del grupo petrolero español Repsol, Antoni Brufau / AFP.
El presidente del grupo petrolero español Repsol, Antoni Brufau / AFP.

El sacudón de la industria petrolera mundial por el impacto económico de la pandemia de coronavirus no solo afecta a las grandes compañías estatales que hacen de Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudita las potencias que controlan el monopolio y el negocio de la energía que mueve al mundo. También perjudica a las grandes compañías privadas de producción de crudo que operan en países donde no poseen petroleras estatales.

Y es que el grupo petrolero español Repsol informó este martes de una pérdida neta de 487 millones de euros (unos 530 millones de dólares) en el primer trimestre del año, por la caída de los precios del petróleo provocada por la pandemia de la Covid-19.

Esta merma de ingresos le resta capitalización de mercado a la compañía y se debe a que, con una pérdida de 90 millones de barriles diarios ya producidos que dejaron de venderse por el colapso de los precios del crudo, la petrolera dejó de exportar y de tener rentabilidad de producción para abastecer el mercado interno, es decir, España, que es un país importador de petróleo.

El beneficio neto ajustado alcanzó los 447 millones de euros, una baja de cerca del 28% pero superior a los 328 millones de euros para este indicador financiero que no tiene en cuenta las existencias, esperados por los analistas consultados por el proveedor de informaciones financieras Factset, reseñó a la agencia AFP.

En el primer trimestre de 2019, Repsol había obtenido un beneficio neto por 608 millones de euros, unos 659 millones de dólares.

"La variación se explica en la caída de los precios del crudo durante el mes de marzo, consecuencia de la rápida propagación de la covid-19 y su impacto en la demanda", explica Repsol en un comunicado, que cita también los efectos del "exceso de oferta de crudo debido a la ausencia de acuerdo entre los países productores".

El mercado se saturó de oferta y, al no poder venderse ese petróleo por el desplome de 30% en la demanda global, el precio bajó motivado por las pocas o nulas adquisiciones de contratos a futuro por parte de inversores que no querían tener en su poder barriles físicos de petróleo que no podrían vender debido a la parálisis del mercado a causa de la pandemia. @mundiario