Buscar

MUNDIARIO

¿Subirá la rentabilidad de los depósitos bancarios en 2019?

Los tipos de interés del BCE podrían abandonar el 0% a finales de este año, por lo que no se espera movimiento en los plazos fijos hasta entonces.

¿Subirá la rentabilidad de los depósitos bancarios en 2019?
Banco Central Europeo. / Pixabay.com
Banco Central Europeo. / Pixabay.com

Firma

HelpMyCash

HelpMyCash

HELPMYCASH es una firma de analistas de productos financieros (cuentas, depósitos, tarjetas, hipotecas...) que colabora en @mundiario

Empresas y particulares se preguntan si subirá la rentabilidad de los depósitos bancarios en 2019. Vayamos por partes, los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) podrían abandonar el 0% a finales de este año, por lo que no se espera movimiento en los plazos fijos hasta entonces. Al menos, no lo hará durante la primera mitad del año. La debilidad con la que está evolucionando la economía de los estados de la eurozona ha liquidado la esperanza de los ahorradores de ver mejores depósitos en 2019. Recordemos que este producto de ahorro lleva en caída libre desde 2013 y que cerró el pasado año con una rentabilidad media del 0,05%, según el Banco de España.

Si bien las previsiones iniciales sugerían que los tipos de interés oficiales del BCE se mantendrían como hasta ahora “hasta al menos durante el verano de 2019”, el Consejo de Gobierno del regulador ha abierto la puerta a una posible prórroga. De hecho, lleva tiempo advirtiendo que el nivel actual de los tipos se mantendrá “en todo caso durante el tiempo necesario para asegurar la continuación de la convergencia sostenida de la inflación hacia niveles inferiores, aunque próximos, al 2% a medio plazo”.

El mercado ya está asumiendo que los tipos, que llevan instalados en el 0% desde marzo de 2016, se mantendrán en el 0% durante la mayor parte de 2019. De hecho, es probable que ni siquiera sea Mario Draghi quien anuncie su subida, ya que su gobierno termina en octubre de este año.

De acuerdo con la última encuesta realizada por Bloomberg a varios economistas, los tipos no subirán hasta diciembre de 2019. Las estimaciones de la agencia apuntan a una subida inicial de 0,3 puntos porcentuales.

Por otra parte, la facilidad de depósito, que lleva desde junio de 2014 en terreno negativo y que actualmente es del -0,40, se situará en el cero ya el próximo año, en enero, según los economistas consultados por Bloomberg. Los especialistas estiman que será en septiembre de 2020 cuando el supervisor empiece a pagar por los depósitos que hagan los bancos.

Hasta que el BCE no abandone su ciclo actual, no podemos esperar que la rentabilidad media de los depósitos mejore, así que todo apunta a que 2019 será similar a los años anteriores en términos de rentabilidad. Eso sí, una vez el regulador le dé a la palanca y termine el ciclo de dinero barato, tanto los ahorradores como los deudores lo notarán.

En estos momentos, a los bancos no les interesa remunerar el dinero que los ahorradores les prestan, porque pueden financiarse a un tipo de interés ridículo en el Banco Central y porque tienen que pagar un 0,40 por dejar sus excedentes en las arcas del regulador, explican desde el comparador de depósitos bancarios HelpMyCash.com. Pero cuando los tipos suban y la facilidad de depósito entre en terreno positivo, también lo harán las rentabilidades de las cuentas y de los depósitos.

Una subida de tipos también afectará al euríbor, que lleva ya meses al alza. Las hipotecas variables, cuyo coste depende principalmente del valor del euríbor a 12 meses, se encarecerán. También es probable que suba el coste de los créditos al consumo, ya que si a la banca le cuesta más financiarse, subirá el precio.

No hay que resignarse

Aunque la rentabilidad media de los plazos fijos esté en mínimos en España, no tenemos la obligación de mantener nuestro dinero aquí. Mientras que el pasado mes de diciembre la rentabilidad media de los depósitos con un plazo de hasta dos años en España era del 0,05%, en la eurozona la media se elevaba hasta el 0,30%, según los datos del BCE. O lo que es lo mismo: en otros países de la UE se puede rascar más por un plazo fijo. En Italia, por ejemplo, los depósitos se pagaban de media en diciembre al 0,85% y en los Países Bajos, al 1,22%.

Hoy en día, contratar un depósito fuera de España gracias a Internet no tiene más complicación que hacer un par de clics. Casi el mismo esfuerzo que abrir una cuenta corriente en un banco online español, explican expertos del comparador HelpMyCash. Además, gracias a compañías fintech como la alemana Raisin, que opera en España, todo el proceso puede realizarse en nuestro idioma.

El supermercado de depósitos alemán da acceso a los españoles a casi setenta depósitos de más de una docena de bancos europeos de países como Italia, Francia o Portugal. Todos cubiertos por los fondos de garantía de sus respectivos países. A un año, por ejemplo, se puede conseguir una rentabilidad de entre el 1% y el 1,25% TAE con los depósitos de Banca Sistema (Italia), Haitong (Portugal), BACB (Bulgaria) y BlueOrange (Letonia).

Pero tampoco hace falta irse tan lejos. Incluso dentro de España hay depósitos que van a contracorriente y sitúan su rentabilidad muy por encima de la media, con la protección del FGD español. El depósito a 12 meses de Banco Pichincha al 0,70% TAE o los depósitos a 18 y 25 meses de WiZink que rentan al 0,50% y al 0,65% TAE respectivamente son buenos ejemplos. @mundiario