¿Qué es el renting y cómo funciona?

Maquinaria. / Pexels
Maquinaria. / Pexels
Si necesitas renovar tu maquinaria o cualquier vehículo para tu empresa, podrás disfrutar del bien adquirido durante el tiempo pactado a un precio muy inferior al del coste total del bien deseado.
¿Qué es el renting y cómo funciona?

El renting es sencillamente un tipo de contrato de alquiler tanto para bienes muebles como inmuebles. El arrendador y el arrendatario pactan una serie de cuotas de arrendamiento al mes o al año. A cambio de dichos plazos, el cliente podrá disfrutar del uso del bien durante el plazo convenido. La palabra Renting proviene originalmente del inglés (concretamente del gerundio del verbo “to rent” que significa alquilar).

Mucha gente piensa que el renting es algo exclusivo para las empresas, pero eso no es cierto. En la actualidad disfrutamos de renting para empresas y autónomos, por lo que muchas personas físicas pueden aprovecharse de sus grandes ventajas y beneficios fiscales. Gracias al renting en tu contrato sobre un vehículo o maquinaria, por ejemplo, podrás incluir servicios adicionales como el mantenimiento o el seguro del bien. Al contrario que con el leasing, en el renting no existe la opción de compra al finalizar el contrato.

Todos los contratos de renting se rigen a través de las cláusulas pactadas en el mismo contrato, respetándose de igual forma el Código de Comercio y el Código Civil.

Tanto si eres empresario como si eres autónomo o decides ser emprendedor, el renting puede ser una opción más que interesante si deseas iniciar o mejorar tu negocio. No en todas las ocasiones se puede comprar un bien mueble y pagarse en su totalidad. Muchos tipos de maquinaria, tanto industrial como agrícola, pueden resultar muy costosas de pagar. Para estos casos principalmente, conviene adquirir un nuevo bien mediante el renting.

Las ventajas del renting para mi empresa

La principal ventaja del renting consiste en el ahorro financiero. Si necesitas renovar tu maquinaria o cualquier vehículo para tu empresa, podrás disfrutar del bien adquirido durante el tiempo pactado a un precio muy inferior al del coste total del bien deseado.

El renting ayuda a que puedas beneficiarte de los últimos avances tecnológicos y a que tengas tus equipos lo más modernos y eficientes posibles en todo momento. Además de contar con una mayor liquidez en tu empresa; podrás disfrutar de la seguridad financiera que ofrecen las cuotas de este tipo de contrataciones, ya que a la cuota del renting se la considera siempre un gasto fijo y nunca se verá afectada por causa de cambios en los tipos de interés o de inflación.

Así mismo, el renting es accesible a cualquier persona física. Todos los contratos de renting son completamente personalizados y adaptados a las necesidades de cada cliente; incluyéndose, en la mayoría de los casos, el cambio de maquinaria o de vehículo en caso de avería, y garantizando el mantenimiento de tus equipos adquiridos en todo momento. Al margen, el renting ofrece muchas ventajas fiscales, como la de reducir considerablemente la cuota en el impuesto de Sociedades o en el IRPF. 

En definitiva, el renting destaca, sobre todo, por la flexibilidad y comodidad que supone para quien lo contrata. Si estás pensando en comprar una furgoneta, camión o maquinaria industrial para tu negocio, no dejes en ningún momento de sopesar y valorar seriamente esta opción; puesto que tanto a corto como a medio-largo plazo puede resultar más que ventajosa.

¿Qué es el renting y cómo funciona?
Comentarios