Sobre la publicidad en los seguros

Seguro de empresas. RR SS_
Seguro de empresas. / RR SS.
Las compañías han elegido una forma a mi gusto agresiva/abusiva sobre el factor precio. Es cierto que esto es un dato determinante del consumidor a la hora de contratar un seguro, pero no es el único.
Sobre la publicidad en los seguros

En el mundo del seguro hay múltiples formas de publicidad, quizás como en el resto de sectores. Pero hoy por hoy, las compañías han elegido una forma a mi gusto agresiva/abusiva sobre el factor precio. Es cierto que esto es un dato determinante del consumidor a la hora de contratar un seguro, pero no es el único.

Gestos como el realizado por El Corte Inglés, que nos ha sorprendido gratamente con una campaña publicitaria haciendo hincapié en las garantías y no tanto en el precio, haciéndonos sonreír irónicamente en su campaña publicitaria en la que se ve que un cliente cualquiera dice 'menos mal que elegí el seguro más barato', después de haberse incendiado su casa o haber tenido un accidente múltiple con el coche. Es una raya en el agua.

Así como el Grupo Unisa Correduría de Seguros, quien, a nivel local, continúa haciendo una campaña tradicional de cobertura por cobertura, que tanto cuesta, pero tanta rentabilidad se logra debido a que el propio cliente sabe o recuerda los límites de sus contratos, sean del ramo que sean.

Pocas entidades realizan una labor educativa, formativa, informativa sobre las coberturas del seguro, llevando a confundir al asegurado con respecto a los límites de su póliza, las coberturas que se lleva con respecto al resto del mercado. Generando frustración ya no con lo que se ha llevado a casa, sino con el sector en general, de ahí la manida frase de cuando hace falta no responde. Muchas veces se quiere teta y sopa, sin darse cuenta de que las diferencias de precio, eran por algo.

Actualmente en la oferta de seguros, sobre todo de coches, que es el más general que se comercializa, por el hecho de ser obligatorio, hay un panel de coberturas prácticamente a la carta. Bien sea pagos por kilómetros –que ya se ha intentado por alguna compañía viéndose inviable por la picaresca general-; o seguros por días– que es una opción para una Itv, un momento puntual, pero no para su uso general, ya que al final queda corto de coberturas y caro de precio-, seguros como yo llamo corporativos, donde el cliente tiene que ir a talleres concertados por la compañía, no otros, límite de asistencia al año, etc.- el cliente termina con quejas por el hecho de no “recordar” esas limitaciones en la hora la de la contratación-, y finalmente los tradicionales.

¿Cuál es el problema? Se elige por precio. Poca gente pregunta por los límites de asistencia, número de veces que puede la grúa acudir de forma gratuita, si se cobra el 100% de una garantía. Es más, hay ventas rápidas de un contrato por el simple hecho del rebaje de una pequeña cantidad de dinero anual.

Sin embargo, esta problemática no existe en el resto de ramos o no es tan frecuente, ya que nuestra casa, negocio y demás, los consideramos , como algo voluntario que es como una opción real de aseguramiento.

El coche sigue siendo el caballo de batalla de las compañías de seguros, les guste o no, aunque por rentabilidad son habas contadas y saben que es la introducción de un cliente en su cartera de seguros, una forma de entrar en casa de una persona, por decirlo de otro modo.

Sin embargo, hay modalidades como el seguro por días, que, creados con imaginación, son poco conocidos por el público en general, pudiendo ser utilizados en casos puntuales y que pasan desapercibidos, nuevos ramos como los ciberataques, que de la misma manera, sólo son aprovechados por grandes empresas/corporaciones y no por las pymes que son realmente las perjudicadas en su mayor parte, por cuestiones de infraestructura, salud que no se potencia la base de este seguro que es la atención primaria de forma privada, que son la mayor parte de las realizadas por el cliente, la nueva incorporación de los fondos de inversión en las carteras de muchas compañías, que acercan la posibilidad del pequeño inversor a este mercado.

Por todo ello, confíe en un mediador de seguros, no mire tanto precio (que es importante desde luego), pero no determinante en una contratación, ya que si alguien se lo explica, verá las diferencias, que haberlas, como las brujas, haberlas la hay seguro.

La diferencia mayor entre un corredor y un agente de seguros es que el primero, puede trabajar con varias entidades al mismo tiempo y el agente está vinculado a una sola compañía de seguros, independientemente de otros aspectos legales que uno y otro deben de tener.

La formación del primero corre a su cargo independientemente de que tiene que estar titulado y debe de estar colegiado, al igual que el agente, pero la formación de éste corre a cargo de la empresa para la que trabaja. @mundiario 

Sobre la publicidad en los seguros
Comentarios