Buscar

MUNDIARIO

La presencia de mujeres en las empresas españolas apenas subió un 2,8%

En 2019 se sumaron 299 consejeras más a las compañías, 31 más que en el ejercicio fiscal del año anterior. 
La presencia de mujeres en las empresas españolas apenas subió un 2,8%
Mujeres en una reunión de análisis de metas en una empresa española.
Mujeres en una reunión de análisis de metas en una empresa española.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La desigualdad y la brecha de género en el sector empresarial es todavía un mal presente en España. Y es que se registra un bajo o casi nulo aumento de la cantidad de mujeres en las nóminas de las compañías españoles de mayor valor y que cotizan en el índice IBEX 35, de la Bolsa de Valores de Madrid. Si bien el país comienza a ver e a mujeres en puestos de la alta gerencia y juntas directivas de varias de las empresas que forman parte del grupo de las 35 más cotizadas, su presencia en esas altas esferas corporativas es aún muy limitada y escasa.

Esto implica que la fuerza laboral y profesional altamente cualificada de las empresas más importantes de España no está integrada en su gran mayoría por mujeres, sino por hombres, pues el porcentaje de féminas que ocupan esos cargos abarcan una porción ínfima de la estructura organizacional de la compañía.

Este martes fue publicado el informe "Las mujeres en los Consejos de las empresas cotizadas", elaborado cada año por la consultora Atrevia y la escuela de negocios IESE, que ha presentado en Madrid los resultados de 2019 para demostrar un importante bosquejo del contexto empresarial actual del país. 

Según sus datos, la presencia de la mujer en las sociedades cotizadas del mercado continuo español se incrementó un 2,8% durante el año pasado, hasta sumar 299 consejeras, 31 más que en el ejercicio precedente. Aunque es un incremento importante, no satisface las expectativas de un sector privado que busca expandirse hacia la tecnificación con talento humano proveniente de las aptitudes innatas que, por naturaleza, poseen las mujeres profesionales en roles gerenciales. 

De hecho, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, es la única gerente ejecutiva de una empresa del Ibex 35.

La cifra supone el 23,1% del total de los 1.295 miembros existentes en los Consejos de Administración y queda lejos, a casi 7 puntos, del 30% que la CNMV fijó como objetivo para 2020, detalla el informe. Por lo tanto, las compañías prevén incrementar la presencia de consejeras en lugar de consejeros en esos departamentos fundamentales para la estabilidad financiera, corporativa y laboral de la organización.  

La distancia es aún mayor si se toma en consideración el nuevo umbral marcado por el supervisor de los mercados españoles, que en su última propuesta de renovación del Código de Buen Gobierno de las empresas cotizadas españolas elevó el porcentaje de representatividad al 40%. Es decir, el porcentaje actual se queda casi a la mitad del objetivo perseguido, por lo cual ese casi 3% no representa ni la cuarta parte de la meta trazada, aunque todavía no han sido anunciados los mecanismos del Estado para lograr satisfacer el 37% de diferencial necesario para cubrir la demanda empresarial de mujeres en juntas directivas. @mundiario