Buscar

MUNDIARIO

La OCDE propone que las tecnológicas tributen en donde tengan usuarios

El organismo plantea una extensión de la llamada tasa Google para obligar a pagar impuestos a empresas multinacionales indistintamente de si tienen presencia física o no.
La OCDE propone que las tecnológicas tributen en donde tengan usuarios
Logo de Google.
Logo de Google.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) difundió este miércoles una propuesta para la creación de algo así como una tasa Google global. La OCDE propone introducir nuevas reglas que puedan ayudar a la gestión de la fiscalización de empresas multinacionales, que a día de hoy pagan impuestos sobre sus ganancias únicamente en los países donde tienen oficias. Por ello, el organismo plantea un giro a este modelo y que empresas como el buscador o Apple tributen en donde estén sus usuarios, independientemente de si tienen presencia física o no.

"Las reglas actuales se remontan a la década de 1920 y ya no son suficientes para garantizar una justa asignación de los derechos fiscales en un mundo cada vez más globalizado", explica el documento, que llega como respuesta a la solicitud que le hizo el G20 en 2017 de reformar las normas de la fiscalidad internacional. "Es necesario revisar las reglas sobre los beneficios ya que las normas tradicionales de asignación de ingresos no asignarían hoy en día ningún beneficio que no sea basado en la presencia física", prosigue el texto. La organización espera someter a consulta pública su proyecto en noviembre y alcanzar un enfoque conjunto para enero del año entrante y alcanzar, por fin, una solución de consenso a finales del mismo.

De momento se han unido a la campaña hasta 130 países. El grupo de trabajo constituito por el organismo para llevar a cabo esta reforma analiza el documento que se publicó este día y que cuenta con tres alternativas presentadas por diversos bloques que, pese a las obvias diferencias entre ellos, coinciden en la necesidad de crear nuevas reglas de tributación que no estén basadas en la presencia física de una empresa, explica El País.

Bruselas ya había elaborado una propuesta similiar. Aquélla dictaba una tasa del 3% del volumen de negocio de las plataformas de publicidad digital, intermediarias o de venta de datos con una facturación que pasara de los 750 millones de euros a nivel global y 50 millones en Europa, aunque el emprendimiento no trascendió. Es algo parecido al esquema que había planteado ya España: un gravamen del 3% sobre los servicios de publicidad digital, la intermediación en línea y la venta de datos de usuarios a empresas que produzcan más de 750 millones de euros a nivel mundial y que de ese gran total, al menos 3 millones sean en España.

La organización son sede en París propone que las nuevas reglas consideren el volumen de negocio de las grandes empresas a fin de determinar qué proporción de sus ganancias podría gravarse con impuestos y evitar así que el grueso de sus beneficios termine en países fiscalmente más generosos. En 2017, empresas como Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft pagaron en España menos impuestos aunque sus ganancias fueron supreriores. A raíz de eso, la propuesta también aborda los precios de transferencia, el precio que las matrices cobran a las filiales por derechos y patentes que les permiten trasladar de forma artificial beneficios a países con sistemas fiscales más suaves, lo cual es totalmente legal. En este caso, la OCDE propone que se conserven estas reglas, pero que se corrijan en algunos incisos.

De igual forma, la propuesta del organismo resalta la necesidad de construir mecanismos de prevención y resolución de conflictos "legalmente vinculantes y efectivos" a los que los Gobiernos puedan acceder y las empresas transnacionales y multinacionales que se envuelvan en conflictos, cierra El País. @mundiario