Buscar

MUNDIARIO

Nestlé empieza a deshacerse de todos sus negocios ajenos a la alimentación

La compañía suiza está negociando para vender su rama de productos dermatológicos para centrarse en los que le generan la mayor parte de sus ingresos.

Nestlé empieza a deshacerse de todos sus negocios ajenos a la alimentación
Oficinas de Nestlé.
Oficinas de Nestlé.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Nestlé se encuentra ya negociando la venta de su rama de cuidado de la piel, Nestlé Skin Health. Las negociaciones las está llevando con la firma de capital de riesgo sueca EQT y ADIA, el fondo soberano de Abu Dabi, y se espera que la venta se cierra por 9.000 millones de euros. La empresa suiza corre para vender una más de sus ramas menos rentables a fin de enfocarse en las centradas en alimentación, que es su gran caudal de ingresos.

De acuerdo a información comunicada por la misma compañía, este pacto estará cerrado para finales de año, aunque para ello necesitará la autorización de las autoridades de competencia y de sus empleados, quienes serán sometidos a consulta para la aprobación de lo que sea que se pacte entre los tres involucrados. El importe de la transacción asciende a unos 9.024 millones de euros, que en francos suizos son 10.200 millones. El año pasado, esta rama generó 2.500 millones de euros y tiene 5.000 empleados repartidos en 40 países distintos. El cuartel general de la división está en Lausana, Suiza y sus productos están destinados al cuidado de la piel para profesionales de la salud, pacientes y consumidores. Esta rama, a su vez, tiene tres divisiones: prescripción, estética y productos de consumo, explica El País.

Se vaticina que una vez se haya vendido esta división, la misma retomará el nombre de Galderma, como fue bautizada inicialmente. El comprador se trata de un consorcio formado por el fondo EQT VIII, perteneciente a la firma de capital de riesgo EQT Partners, y Luxinva, extensión de ADIA. Esta transacción forma parte del proceso de venta de negocios poco rentables y ajenos a la industria de los alimentos que ha emprendido la compañía.

Ya en los últimos meses se venía especulando con la venta de esta división, aunque inicialmente se veía a la gigante francesa L'Oreal como la compradora, dejando igual un porcentaje de participación a Nestlé.

La empresa se ha comprometido a informar el paradero de los ingresos de la venta en cuanto ésta se haya compleado. Desde que Mark Schneider asumiera como ejecutivo en jefe, la empresa se ha inmiscuido en operaciones corporativas, dando más énfasis al café, alimentación saludable, comida para mascotas y hasta nutrición infantil, entendiendo que es ahí donde estará la hoya de oro. @mundiario