Una misteriosa app de Irán para monitorear el coronavirus desparece de Google Play

google
Logo de Google Play / RR SS.
No se descarta que los servicios de inteligencia del Gobierno de Irán hayan adoptado medidas restrictivas  hacia la circulación de esta tecnología con vínculo un servicio digital estadounidense.
Una misteriosa app de Irán para monitorear el coronavirus desparece de Google Play

El mercado tecnológico e informático le sigue sonriendo a Estados Unidos, que aún mantiene su tendencia y buena senda económica de exportación de su tecnología digital a los mercados más recónditos del mundo, o mejor dicho, más adversos hacia cualquier producto de origen norteamericano.

Aun así se creó la AC19, una aplicación para dispositivos Android que el gobierno iraní ha creado (con almacenamiento en el gigante estadounidense Google) para evaluar la progresión del contagio del Covid-19 en el país (coronavirus), una app polémica desde el primer día por su insistencia en conocer la localización exacta del usuario y que ahora ha desaparecido de la tienda oficial de apps de Google.

Sin embargo, no se descarta que los servicios de inteligencia del Gobierno de Irán hayan adoptado medidas restrictivas hacia la circulación de esta tecnología que, si bien es preventiva, tiene vínculo con una plataforma estadounidense de alcance mundial, como lo es Google y sus muy usados servicios de Google Play.

La semana pasada el gobierno iraní envió un SMS a los ciudadanos del país pidiéndoles "instalar esta app, que podía descargarse desde una web oficial, la tienda Google Play y otros repositorios de apps".

Una vez instalada, guía al usuario a través de una serie de preguntas para saber si sufren "algunos de los síntomas del Covid-19" y al finalizar la evaluación recomienda "acudir a un hospital o quedarse en casa" según la gravedad de la situación.

Este posible pulso implícito en el campo tecnológico entre Irán y Estados Unidos vuelve a poner sobre la mesa el debate acerca de si es viable la exportación de servicios tecnológicos estadounidenses a una región tan convulsa como el Medio Oriente y, sobre todo, hacia países con gobiernos tan autoritarios como el Irán. 

Al mismo tiempo, pide acceso a la localización del usuario para presuntamente poder tener un mejor control sobre los focos de infección, un permiso que el usuario debe conceder de forma explicita. Según el gobierno iraní más de 4 millones de personas han descargado ya la app. @mundiario

Una misteriosa app de Irán para monitorear el coronavirus desparece de Google Play
Comentarios