Mercadona encadena buenas prácticas en esta crisis del coronavirus

Juan Roig en la sección de Listo para Comer. / Mundiario
Juan Roig en la sección de Listo para Comer. / Mundiario
El presidente de Mercadona, Juan Roig, renuncia a cobrar su sueldo y los dividendos que le corresponden como máximo accionista de esta cadena de supermercados para destinar 70 millones de euros a proyectos de carácter social.
Mercadona encadena buenas prácticas en esta crisis del coronavirus

Mercadona sigue destacando en su sector, donde ha logrado encadenar buenas prácticas en esta crisis del coronavirus. La seguridad en los controles de acceso a los supermercados, el recibimiento a cada cliente, las medidas de seguridad establecidas y el trato de su personal diferencian a Mercadona de otros establecimientos similares durante esta crisis sanitaria derivada del coronavirus. En marzo, Mercadona redujo un 95% sus beneficios, debido a que los costes para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus se incrementaron un 25%, con 100 millones de euros más de lo previsto. Pero su facturación aumentó un 14% en plena pandemia.

A su vez, el presidente de Mercadona, Juan Roig, acaba de renunciar a cobrar su sueldo y los dividendos que le corresponden como máximo accionista de esta cadena de supermercados para destinar 70 millones de euros a proyectos de carácter social, orientados a reactivar la economía como respuesta a la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Por su parte, los 90.000 empleados de Mercadona recibieron 384 millones de euros, de los cuales 340 millones de euros proceden del reparto de beneficios de 2019, cuando ganó 623 millones de euros y otros 44 millones de euros por la prima con motivo de la crisis sanitaria de la Covid-19.

Además, la cadena de supermercados Mercadona complementa con videollamadas las sesiones presenciales de coinnovación con el cliente, que persiguen desarrollar y mejorar el surtido que ofrece. Desde que comenzó el estado de alarma por el coronavirus, los trabajadores de los departamentos de prescripción de la compañía realizan sesiones de coinnovación con este nuevo sistema, al tiempo que contrastan la calidad de nuevos productos y mejoras, "adaptando los medios para poder seguir manteniendo el ritmo y realizar tanto reuniones como formaciones". De esta manera, la compañía garantiza la continuidad de su modelo de coinnovación que está caracterizado "por escuchar constantemente al cliente y desarrollar, en colaboración con el proveedor totaler, productos desde la experiencia del consumidor". @mundiario

Mercadona encadena buenas prácticas en esta crisis del coronavirus
Comentarios