Hay más mercado más allá de Google AdSense

Google AdSense.
Google AdSense.

La Comisión Europea da un impulso al resto de empresas con el fin de que el cliente sienta más libertad a la hora de escoger proveedor e incluso trabajar con diversos proveedores sin penalizaciones.

Hay más mercado más allá de Google AdSense

Hay más mercado más allá de Google AdSense y la Comisión Europea empuja a los consumidores a encontrarlo ya que, como venimos contando en MUNDIARIO, Bruselas ha multado a Google con 1.490 millones de euros por prácticas publicitarias abusivas. En concreto, la multa se centra en la parte del negocio de publicidad online conocido como Google Adsense, un programa que permite ver anuncios de empresas en tu web o blog, siempre y cuando sean creados en otra herramienta de Google, que es Adwords.

Excepto que seas dueño de una web sobre sexualidad, aunque no sea explícita sino solo divulgativa, en donde Google AdSense no colocará sus anuncios – a pesar de que Google aloja en su buscador cientos de páginas pornográficas – los dueños de webs o blogs puede decidir ganar dinero mediante el tipo de publicidad contextual que ofrece AdSense, es decir, anuncios vinculados a búsquedas que el usuario hace en la web. Si un usuario hace búsquedas sobre restaurantes en Galicia, por ejemplo, y luego accede a su web favorita de análisis de opinión, con un 100% de probabilidades le saldrá un anuncio de reservas hosteleras en Galicia.

El gestor de la web acude a lugares como AdSense que cuentan con un gran mercado de anunciantes que, previamente, ya se registraron en Adwords como he comentado. El gestor de la web selecciona la posición en la que quiere que aparezca el anuncio e inserta en su web el código que Google AdSense le facilita. A partir de entonces, Google, mediante un proceso conocido como subasta, coloca anuncios en ese hueco que previamente el gestor de la web le ofreció.


Quizá también te interesa:

Digamos, por resumir, que Google Adsense es el intermediario entre el espacio publicitario de una web y el anunciante. En Europa existen otras plataformas web que realizan el mismo trabajo que AdSense aunque, las que verdaderamente ofrecen rendimientos competitivos, solo trabajan con web que reciben más de un millón de visitas al mes. Por tanto, aquellas web con menos visitas están excluidas por muchas empresas europeas. AdSense, sin embargo, no excluye. Por otro lado, es cierto que lo que se gana con esta publicidad va intrínsecamente ligado a la cantidad de visitas de la web o blog y a la posición que ocupe el anuncio: cuanto más arriba de la web, más visibilidad y mayores ingresos. Esto funciona así en AdSense o en cualquier otra compañía.

En otras plataformas europeas que actualmente compiten con AdSense y que copan ese casi 30% de mercado que no abarca Google, tenemos de todo: plataformas que no consiguen cubrir los espacios publicitarios, otras que aportan los mismos ingresos que AdSense pero en los que el dueño de la web pierde el control de cómo funcionan sus anuncios y otras que pueden estar a la altura del gigante estadounidense pero, seamos sinceros, AdSense aporta a la gran mayoría de gestores web la tranquilidad de saber que son fiables y transparentes. Otras plataformas también lo serán pero aquí se aplica el refrán: “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Las prácticas abusivas a las que alude la sentencia, y según la investigación del Ejecutivo comunitario,  van referidas a que la multinacional negó a otras compañías la posibilidad de competir e innovar y a los consumidores los beneficios de la competencia, a estos últimos introduciendo cláusulas de exclusividad en sus contratos, aunque ya los empezó a sustituir en marzo de 2009. Con este movimiento de la Comisión Europea en formato de tercera multa a Google, parecen querer dar un impulso al resto de empresas con el fin de que el cliente sienta más libertad a la hora de escoger proveedor e incluso trabajar con diversos proveedores sin penalizaciones. Una buena noticia para todos. @opinionadas

Hay más mercado más allá de Google AdSense
Comentarios