Buscar

MUNDIARIO

Huawei admite que “lucha por sobrevivir” ante la “incesante agresión de EE UU”

Las tensiones entre EE UU y China han escalado en todos los espacios de poder: militar, diplomático, geopolítico, económico y comercial, pero el tecnológico es el talón de Aquiles de ambas potencias
Huawei admite que “lucha por sobrevivir” ante la “incesante agresión de EE UU”
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al lado un teléfono de la amplia gama del gigante tecnológico chino Huawei / Pixabay.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al lado un teléfono de la amplia gama del gigante tecnológico chino Huawei / Pixabay.

El campo de batalla entre las dos potencias que se disputan la hegemonía global y el dominio de prácticamente todos los ámbitos de la existencia humana con sus respectivas esferas de influencia, sigue extrapolándose al espacio de mayor tensión económica-financiera entre las dos economías más poderosas del planeta.  Controlar la tecnología es controlar la economía y las relaciones geopolíticas del futuro inmediato una vez que la humanidad entre en la era post-pandemia y post-globalización. 

Y es que el gigante tecnológico chino Huawei reconoció este miércoles que la "incesante agresión" de Estados Unidos y, “sobre todo, su último golpe a la cadena de chips a nivel global”, le ha creado una “considerable presión”, que le lleva a luchar por "sobrevivir" y seguir trabajando para conseguir semiconductores para sus procesadores.

Esto implica que tras las más recientes sanciones de Washington a Pekín mediante el bloqueo de las exportaciones de chips en los países de cuyas cadenas de suministro depende China para que Huawei produzca su tecnología y sus dispositivos, como los teléfonos con red 5G, ahora el gigante asiático sufre un colapso corporativo e industrial en la generación de tecnología, que abarca más del 10% del producto interno bruto de la poderosa segunda economía más grande del mundo.

"Huawei está en una situación difícil estos días. La agresión incesante de Estados Unidos nos ha puesto bajo una significativa presión", afirmó hoy el presidente rotatorio de la firma, Guo Ping, en la apertura de la conferencia anual 'Huawei Connect' en Shanghái, China.

Las tensiones entre EE UU y China han escalado en todos los espacios de poder: militar, diplomático, geopolítico, económico y comercial, pero el tecnológico es el talón de Aquiles de ambas potencias, pues en la medida que una busque anular ese poder sobre la otra, logrará bloquear la expansión económica de su rival a través de la exportación e hiperconexión de la economía global en un ecosistema digital controlado ya sea por Washington o Pekín, aunque los asiáticos llevan una ventaja por su patente de la red 5G, que permite conectar vía Wi-Fi a prácticamente cualquier dispositivo electrónico con el objetivo de facilitar las tareas comunes de la vida cotidiana, un punto a favor de China, que podría crear un nuevo mercado emergente global con este ambicioso proyecto potencialmente cambiante para la humanidad. 

¿Cómo afrontará eso Estados Unidos? ¿Con más geopolítica y guerras comerciales o con una contraofensiva tecnológica? El tiempo lo dirá, pero lo cierto es que ambas potencias se enfilan cada vez más una sobre la otra al borde de una Guerra Fría posmoderna. @mundiario