La quiebra de Google en Rusia alerta a los gigantes de la tecnología y a otras empresas

Logo de Google. / RR SS.
Logo de Google. / RR SS.
El gobierno de Vladimir Putin confiscó las cuentas bancarias de la multinacional estadounidense, pero aún mantendrá algunos servicios como YouTube, Gmail entre otros. 
La quiebra de Google en Rusia alerta a los gigantes de la tecnología y a otras empresas

La confiscación de las cuentas bancarias de Google como represalia a las sanciones que le caen a Rusia por la guerra en Ucrania, ha traído como consecuencia una situación que algunos temían, desde hace dos meses aproximadamente.

El gigante estadounidense se tuvo que declarar en bancarrota, después de las órdenes emanadas  desde el  Kremlin. La acción imposibilita a la empresa a seguir funcionando con normalidad, para enfrentar los pagos de nóminas, servicios y proveedores. Estaban claros que eso ocurriría, pero las acciones del gobierno de Vladimir Putin aceleraran el adiós. 

Tal y como informó La Vanguardia, a pesar de la incautación de los bienes, algunos otros servicios que ofrece Google como YouTube, Gmail, Google Play y Google Search se mantendrán funcionando, aunque no se menciona el tiempo que estos durarán activos. 

Por su parte El Periódico indica que la decisión de la declaración de quiebra no se tomó en estos últimos días, por el contrario tiene meses gestándose, y señalan que esto comenzó el pasado 22 de marzo. Durante aquel día, la compañía se declaró incapacitada "de asumir sus obligaciones monetarias ", según reza el comunicado en el registro federal oficial ruso Fedresurs. 

Un proyecto de ley, como respuesta a las sanciones impuestas por occidente, le permitirá a Rusia a tomar posesión de los bienes de las empresas que suspendan operaciones. Putin tendrá la potestad de designar administradores externos, que estarían facultados para establecer un nexo que permita al gobierno tomar el control total de sus activos.

Algunas empresas se van y otras se quedan por ahora

El fantasma de la nacionalización o expropiación es toda una declaración de intenciones que pone presión a las tecnológicas extranjeras, y también a otras empresas de distintos sectores como Cargill, Citrix, Laboratorios Abbott, Herbalife, Danone, Unilever, PepsiCo o Nestlé, que por los momentos han decidido quedarse, pero otras como otras como McDonald´s, ya iniciaron sus procesos de ventas de establecimientos que estarían valorados en más de 181.000 millones de dólares en la antigua Unión Soviética, para seguir el camino de L´Oréal, y así evitar un posible boicot internacional contra sus productos, aunque también los ponen en otra tesitura.

La publicación Cinco Días recuerda que "el problema de vender a toda prisa es que los compradores suele ser oligarcas favorables al Kremlin, como Vladimir Potanin, que compró las operaciones rusas del banco francés Société Générale por una suma simbólica. Una de las razones por las que grupos de consumo como Nestlé y Unilever permanecen en Rusia es que marcharse significaría entregarle sus activos al régimen de Putin"; 

Las perspectivas no sería nada alentadoras ,porque la opinión del gobierno ruso y de legisladores como Vyacheslav Volodin, es que Moscú tiene que confiscar los bienes de los países no amigos.@mundiario

La quiebra de Google en Rusia alerta a los gigantes de la tecnología y a otras empresas
Comentarios