Buscar

MUNDIARIO

Google anuncia nuevas restricciones que cercan a Facebook

La decisión de la empresa viene movida por las últimas polémicas protagonizadas por la empresa Mark Zuckerberg, luego de que este se negara a que su red cuidara los anuncios políticos que aparecían ante millones de personas.

Google anuncia nuevas restricciones que cercan a Facebook
Google. / RR SS.
Google. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

En EE UU hay una gran polémica protagonizada por los políticos y Facebook (WhatsApp e Instagram). Todo nace a raíz de injerencia rusa en las pasadas elecciones del 2016, algo que llevó a que el Congreso estadounidense se tomara muy en serio el poder comunicacional de las redes sociales. En el último capítulo de esta disputa, Google ha anunciado que va a restringir las campañas políticas para anunciarse en sus búsquedas, un movimiento que afecta directamente a la compañía de Mark Zuckerberg.

Como sabemos, el empresario ha sido enfático al afirmar que su plataforma no interferirá lo que se dice dentro de sus redes, algo muy criticado por los políticos, especialmente los demócratas, quienes critican que muchas falsedades se reparten por esa red social y afecta directamente las elecciones presidenciales del país. El papel de Google resulta fundamental ya que es quien controla el 90% del mercado de búsquedas y por medio de sus productos posee información de usuarios que les permite localizarlos con mucho detalle para los anunciantes, su principal vía de ingresos.

Quizás te interese ver:

 

Desde ahora, la empresa ha decidido que las campañas políticas sean dirigidas por edad, localización, género o hasta nivel de código postal, pero nunca en función de los intereses de los usuarios, que se entienden por medio de su historial de búsquedas y navegación.

La iniciativa de Google no solo busca contentar a EE UU, sino a gran parte de los Gobiernos. El plan se pondrá en marcha en Reino Unido antes de las elecciones del 12 de diciembre, luego se extenderá por el resto de la Unión Europea y finalmente el 6 de enero será a nivel mundial.

Esta decisión resulta ser un golpe bajo para Facebook, la red social más grande del mundo y que actualmente se niega a controlar el contenido de los anuncios políticos sin importar si son falsas o no. Hasta ahora, Zuckerberg está solo en esta decisión ya que otros dueños de importantes redes sociales han eliminado o limitado los mensajes políticos en sus plataformas. Entre ellos, Jack Dorsey, fundador y principal ejecutivo de Twitter, que anunció que de cara a las elecciones presidenciales del 2020 su red prohibiría todos los anuncios políticos. El empresario basa su decisión en el hecho de que aún no está claro el poder de las redes sociales y las nuevas tecnologías y la forma en que influyen en las personas.

Por su parte, Google basa su decisión por “la reciente preocupación y los debates sobre los anuncios políticos, y la importancia de que haya confianza en el proceso democrático, queremos mejorar la confianza de los votantes en los anuncios que puedan ver en nuestras plataformas”.

“Los anunciantes políticos pueden seguir haciendo un targeting de contexto, por supuesto, como anunciarse a gente que busca una historia sobre economía, por ejemplo. Esto es coherente con prácticas establecidas desde hace tiempo en medios como televisión, radio y periódicos y el resultado es que los anuncios se ven más y se pueden discutir públicamente”, afirman.

Por último, la empresa ha destacado que prohibirá a los anunciantes mentir en sus plataformas, pidiéndoles que sean muchos más explicitos. Desde ahora, no será posible presentar deep fakes, fotos o vídeos manipulados. Tampoco será posible presentar contenido engañoso sobre el censo o “anuncios que hagan afirmaciones que puedan demostrarse falsas y dañar significativamente la participación o la confianza en la elección o el proceso democrático”, sin duda refiriéndose a la injerencia rusa del 2016 o al Brexit. @mundiario