Buscar

MUNDIARIO

La Generalitat acusa irregularidades en los contratos de Ryanair en Girona

El Gobierno de Cataluña ha avisado a la aerolínea que podría recibir fuertes sanciones a raíz de las condiciones de su base en la ciudad.
La Generalitat acusa irregularidades en los contratos de Ryanair en Girona
Aeronave de Ryanair. / Archivo
Aeronave de Ryanair. / Archivo

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Gobierno de Cataluña ha notificado a Ryanair que los nuevos contratos a sus empleados en Girona presentan irregularidades. Puntualmente, el Ejecutivo autonómico asegura que esta serie de documentos "incumple la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales" en temas "tipificados como graves o muy graves". Previamente y bajo la amenaza de ejecutar un ERE y cerrar la base del aeropuerto de esa ciudad si se negaban a firmarlo, la aerolínea de bajo costo había ofrecido a sus trabajadores contratos fijos-discontinuos, los cuales incluían sendos recortes laborales.

Así, el pacto entre empleador y empleados para evitar el cierre de la base representa que el centro de operaciones seguirá abierto pero de forma estacional, por lo que los trabajadores que firmaron deberán estar parados durante tres meses al año.

El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, al que está anexada la Inspección de Trabajo, ha comunicado que existen "cláusulas contrarias" a la legislación laboral en los nuevos contratos, explica El País. Estas irregularidades representarían "incumplimientos tipificados como graves o muy graves en materia laboral y prevención de riesgos laborales”, por lo que la empresa podría ser sancionada.

Este comunicado es emitido luego de analizar el informe de una visita de la inspección del aeropuerto, la comparecencia de un representante de la firma y el análisis minucioso de los modelos de contratos. De acuerdo a la autoridad laborall, las cláusulas que critica son de las funciones de los empleados, movilidad, retribuciones, vacaciones, exámenes médicos y la exclusividad, todas contrarias a lo que dictan las leyes laborales.

En su primer punto, la Inspección de Trabajo explica que el margen de discrecionalidad que la aerolína se atribuye a sí misma para repartir las funciones a sus empleados "supera los límites permitidos por la legislación laboral". De igual forma, impugna todas las cláusulas de ubicación y movilidad, las cuales contemplan "la figura de un trabajador casi itinerante". La oficina estima que dichas cláusula pasan por encima de la ley, la cual demanda que la movilidad esté justificada por causas y procedimientos específicos.

Sin llegar al SMI

Los sindicatos ya habían denunciado que los nuevos contratos llevan consigo recortes laborales. La Inspección de Trabajo lo ha corroborado en su informe, en el cual destaca que no está ajustada a derecho la previsión de las retribuciones, "con un salario garantizado que queda por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente". Los contratos tampoco aclaran los complementos a las retribuciones para los empleados que tienen derecho a ellos, lo cual "hace imposible conocer la retribución real y si esta se ajusta, como mínimo, al suelo salarial legalmente previsto". Ryanair incumple así con las obligaciones de información sobre el contenido concreto del contrato de trabajo.

En cuanto a las vacaciones, la Inspección asegura que también es contraria a la normativa "la previsión que pretende imponer la empresa de poder modificar unilateralmente el periodo previsto, cuando esto se debe llevar a cabo de mutuo acuerdo y, en caso de desavenencias, a través de un procedimiento con garantías". Tampoco se tienen en cuenta las previsiones de salud laboral, en especial los resultados de los exámenes médicos. Luego del análisis de los contratos, la Inspección avisa que la aerolínea pretende "obligar a los trabajadores a realizar exámenes médicos en cualquier momento y ser relevados después de los resultados”.

Y finalmente, estos contratos "imponen la exclusividad laboral a los trabajadores sin cumplir las condiciones que la normativa laboral pide para que esta sea válida”, explica el documento, el cual asegura que todo deja vulnerables a los empleados. @mundiario