Buscar

MUNDIARIO

Las empresas de distribución pronostican una caída del 13% en las ventas del comercio

A principio del pasado abril, el gremio preveía una caída del 10 % en la facturación del comercio minorista, lo que supondría ingresar 25.000 millones de euros menos.
Las empresas de distribución pronostican una caída del 13% en las ventas del comercio
El presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val / okdiario.es
El presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val / okdiario.es

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Las cadenas de suministro y distribución en España han sido completamente trastocadas hasta su eslabón comercial por el impacto económico del confinamiento derivado de la pandemia de coronavirus. Las empresas de distribución no proyectan un panorama esperanzador.

Y es que el presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val, cree que la recuperación del comercio será más lenta de lo que pensaban hace mes y medio, por lo que ha elevado del 10% al 13 % su previsión de caída de ingresos para el conjunto del año.


Quizás también te interese:

Banco de España: El confinamiento es más dañino sobre la economía española

Este análisis implica que las compañías dedicadas al abastecimiento de mercancías e insumos se verán afectadas debido a la poca demanda de los productos terminados que ellos les proveen a los comercios, que al no poder liquidarlos en ventas y en inventarios con salida y rentabilidad, no pueden saldar sus deudas con los proveedores, que son los agrupados en el gremio Anged.

En una entrevista radial, Merry del Val ha explicado que la caída de los ingresos podría ser “superior a los 30.000 millones de euros” y ha recordado que “la evolución de este sector afecta también a la industria, los proveedores y el empleo”.

Por lo tanto, esta situación podría desencadenar un fuerte efecto de tensión y regresión sobre el mercado laboral hasta el punto de llevar el desempleo a un 20% y hacer explotar la tasa de paro y de demanda de subsidios a un nivel fiscalmente insostenible para el Gobierno español.

A principio del pasado abril, Anged preveía una caída del 10 % en la facturación del comercio minorista, lo que supondría ingresar 25.000 millones de euros menos, pero en vista la evolución del sector, la gran distribución ha ampliado esas pérdidas hasta los 30.000 millones, lo que supondrá una caída del 13 %.

Esas pérdidas equivalen a un 2,2% del producto interno bruto (PIB) de España. He ahí el efecto perjudicial que tendría la prolongación de ese fenómeno en el tiempo mientras dura el período de recesión durante y después de la pandemia en el país ibérico.

En cuanto al empleo del comercio, Merry Del Val ha dicho que “unos 117.000 empleados están inmersos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), teniendo en cuenta que Madrid y Barcelona, que serán las zonas que más tarden en llegar a la fase 2, suponen en torno al 36 % del empleo del sector”, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). @mundiario