Ecoener sale a cotizar tras dejar atrás controvertidos episodios en Galicia y Guatemala

Parque eólico de Ecoener. / ecoener.es
Parque eólico de Ecoener. / ecoener.es
El CEO de Ecoener –en sus orígenes Hidralia– es Luis Castro Valdivia, que ahora es Luis de Valdivia Castro, como indica su web.
Ecoener sale a cotizar tras dejar atrás controvertidos episodios en Galicia y Guatemala

Ecoener prepara su salida a bolsa. El diario económico Cinco Días, que cita "fuentes cercanas a la operación", informa de que esta empresa gallega estaría valorada en entre 1.200 millones y 1.500 millones de euros. De cara a dar el salto al parqué –tal vez entre mayo y junio de este año–, la compañía ha contratado a Société Générale.

El CEO de Ecoener –en sus orígenes Hidralia– es Luis Castro Valdivia (Ceuta, 1963), que ahora es Luis de Valdivia Castro, como indica la página web de su compañía. Según sus propios datos, de 2020, con una facturación de 35 millones de euros fue capaz de alcanzar un ebitda –beneficio bruto de explotación, antes de deducir gastos financieros– de 25 millones.

Ecoener cuenta con 141 MW, repartidos en 17 proyectos en operación, todos ellos de su propiedad. En construcción tiene otros 142 MW y en fase de desarrollo, 1,5 GW. Sus activos comprenden energía solar, eólica e hidráulica. 

Un 22% de su energía generada procede de fuera de España, resultado de su presencia en Honduras, Guatemala, Panamá y República Dominicana. También tiene desarrollos previstos en los Balcanes.

Dificultades dentro y fuera de España

Luis de Valdivia Castro –Luis Castro Valdivia– no lo ha tenido fácil. Tanto en Galicia como en el exterior tuvo sus contrariedades y controversias, algunas con gran impacto social y político, y también mediático.

De un proyecto en Guatemala se retiró. Había previsto construir una central hidroeléctrica en el río Cambalam, que desató un prolongado conflicto con la comunidad del municipio de Barillas, que, según varias ONG citadas por Economía Digital, desembocó en "represión, abusos sexuales y tiroteos". Un informe de Intermon Oxfam alude a una persecución desde las instituciones de justicia contra los contrarios a la hidroeléctrica. La propia empresa denunció a varios líderes indígenas, aunque retiró los cargos.

La decisión de abandonar este proyecto de Guatemala se anunció tras analizar la empresa "el impacto social y las peticiones de ONG". La oposición de las comunidades indígenas de Santa Cruz de Barillas a la hidroeléctrica había logrado mantener el proyecto paralizado desde 2009.

Mujeres afectadas por la violencia en Guatemala llegaron a viajar en 2013 a la ciudad de A Coruña, sede de Hidralia –la actual Ecoenver–, para expresar el rechazo de la comunidad indígena ante un conflicto que, según elDiario.es, derivó en asesinatos y represión contra los opositores.

Conexiones políticas y empresariales

Luis Castro Valdivia se inició en el sector en 1988 y comenzó a internacionalizarse en 2005. En uno de sus primeros proyectos, Hidroeléctrica del Arnoya, se vio inmerso en una denuncia del fiscal por tráfico de influencias en la concesión de licencias energéticas durante el Gobierno del PP en la Xunta. Según Faro de Vigo, en 1998, este empresario vinculado a docenas de sociedades mercantiles similares dio entrada en la empresa a Antonio Fontenla –expresidente de la patronal gallega– y éste, posteriormente, a la mujer y a los dos hijos del ex alcalde de A Coruña Francisco Vázquez, que tomaron el control de la compañía a través de sociedades patrimoniales o instrumentales.

El desembarco de la familia del entonces alcalde coruñés en Hidroeléctrica del Arnoya vino acompañado por la concesión, por parte de la Xunta del PP, de varias licencias para construir y explotar dos minicentrales hidroeléctricas en ríos gallegos y un parque eólico en la provincia de Lugo.

Según el diario La Opinión de A Coruña, un parentesco familiar de Luis Castro Valdivia con un exdirector general de Industria también en la Xunta del PP le había puesto en contacto con el constructor coruñés Antonio Fontenla cuando éste lo introdujo en la Asociación Provincial de la Construcción, que Fontenla presidía.

Firme opositor al concurso eólico del gobierno bipartito de Galicia (PSOE-BNG), Luis Castro Valdivia –actualmente Luis de Valdivia Castro– coparticipó en la concesión de un parque eólico de la Xunta del PP en 2010. En aquel entonces, el ejecutivo del popular Alberto Núñez Feijóo anuló el concurso del bipartito encabezado por el socialista Emilio Pérez Touriño y el nacionalista Anxo Quintana. @mundiario

El compromiso de Ecoener

Ecoener sostiene que en su empresa hay "un firme compromiso: conservar el legado más valioso que tenemos, la naturaleza".
"Nuestro propósito como empresa es impulsar el desarrollo sostenible para preservar el entorno y contribuir al desarrollo social", asegura en su web.
En Ecoener ofrecen una gestión integral de proyectos: "tanto de los aspectos administrativos, medioambientales y legales con las Administraciones, como de la ingeniería, interconexión, dirección de obra y operación". Así, se ofrecen a "cerrar contratos de mantenimiento" con el propio fabricante de aerogeneradores, turbinas eléctricas y generadores y a realizar servicios de mantenimiento de las instalaciones de generación, subestaciones y líneas. @mundiario

 

Ecoener sale a cotizar tras dejar atrás controvertidos episodios en Galicia y Guatemala
Comentarios