Buscar

MUNDIARIO

¿Conoces las claves para que tu empresa sea más eficiente?

El interés de cualquier empresa es prestar servicios o fabricar sus productos, apegados a una misma filosofía: el mínimo esfuerzo, mínimo gasto o desperdicio, pero con una máxima eficiencia.

¿Conoces las claves para que tu empresa sea más eficiente?
Eficiencia empresarial. / Pixabay
Eficiencia empresarial. / Pixabay

Rob Ferry Jr.

Colaborador.

Competir en un mercado empresarial sin contar con las mejores herramientas, significa ir en desventaja frente a la competencia. La empresa debe delimitar bien el significado de eficiencia y eficacia, dos términos ubicados en polos extremos.

Por un lado, la eficacia nos lleva a alcanzar un efecto planeado, lo que esperamos de algo, mientras que la eficiencia es la capacidad de disponer de algo para alcanzar nuestros objetivos con menores costes. 

Esto último incide directamente en la lista de beneficios, que van más allá de lo económico. Dentro de esa escala, se incluyen los beneficios que aporta, el ámbito de la aplicación de tecnología haciendo que sea más rentable el negocio, y al mismo tiempo impulsa la seguridad interna y externa. Y algo fundamental: abre nuevas oportunidades de negocio en un mundo cada vez más competitivo, desde todo punto de vista. 

A día de hoy, son variados los sistemas que empujan, la productividad de los trabajadores y por otro la productividad y rentabilidad de la empresa.

Sistemas que impulsan la eficiencia empresarial

> Eficiencia en el manejo de los recursos: una excelente herramienta para mantener un estricto sistema de control de gastos es posible gracias a los sistemas integrados por una tarjeta prepago virtual
Las tarjetas prepago aplicadas para empresas aportan una solución para la transparencia, eficiencia y control de los gastos.  

> Adaptarse a la tecnología empresarial: actualmente las empresas están modificando sus modelos de los negocios; el ritmo de adecuación depende del área en que esté enfocado su mercado, pero sin duda, de esto depende su futuro.

Para ser más eficiente toda empresa debe acoplarse al cambiante y demandado mundo de la tecnología. Esto, sin duda, pasa por su adecuación a las necesidades de la compañía y, por ende, a partir de allí enfocarse en sus resultados, su innovación y su mejora continua.

> Las redes sociales corporativas: compartir información del día a día en tiempo real, a través de todas las plataformas pueden aumentar la productividad de los trabajadores y arrimar al objetivo fundamental que redundará en beneficios para la empresa.

> Documentar todo en digital: es un paso fundamental para mejorar la eficiencia, permitiendo ahorrar en espacio de trabajo y ayudar al medio ambiente. El procedimiento es posible al solo acceder a un escáner o a un equipo multifuncional dotado con un alimentador automático de documentos, un software de los más recientes de digitalización o un gestor documental y de esta manera tu empresa estará en línea.

Lo más importante es que impulsará la rentabilidad, la satisfacción de los aliados comerciales y te adaptaras a la velocidad imparable del mercado. Después de todo, el interés de cualquier empresa es prestar servicios o fabricar sus productos, apegados a su filosofía: el mínimo esfuerzo, mínimo gasto o desperdicio, pero con máxima eficiencia. @mundiario