Buscar

MUNDIARIO

El Club Financiero Atlántico de A Coruña, un referente de la sociedad civil

Se trata de una entidad imprescindible para los empresarios y profesionales, ya que es un espacio extraordinario, dinámico, plural e independiente.
El Club Financiero Atlántico de A Coruña, un referente de la sociedad civil
Salón social del Club Financiero Atlántico. / Mundiario
Salón social del Club Financiero Atlántico. / Mundiario

Después de 30 años de existencia y tras haber pasado por importantes dificultades, el Club Financiero Atlantico (CFA) de A Coruña se encuentra en estos momentos en una difícil situación que puede poner en peligro su continuidad y que hace necesario, hoy más que nunca, que reciba el apoyo necesario para mantenerlo. Se trata de una asociación creada en 1989, con el objetivo de ofrecer un innovador espacio para facilitar a empresarios y profesionales un clima de bienestar y eficacia para desarrollar sus relaciones comerciales y personales, a través del intercambio de ideas y experiencias orientadas a la consecución de objetivos comunes. Aporta a los socios servicios de primer nivel, les facilita el intercambio de valor y les proporciona un lugar ideal de encuentro para sus negocios y sus relaciones sociales y culturales. Ésa es la razón de ser de esta formidable institución.

Con más de 300 empresarios entre sus socios, que representan una parte importante del PIB gallego, el CFA es un foro independiente de debate y conocimiento que le aporta a la sociedad frescura, experiencia y pluralismo. Posee extraordinarias instalaciones y un equipo de cualificados profesionales, que hacen del club un lugar ideal para los negocios.

Club innovador y pionero en el campo de la transformación digital en España, impulsor de acuerdos y alianzas con múltiples instituciones, tanto nacionales como internacionales, foro de encuentros y debates, el CFA es generador de extraordinarias actividades y organizador de eventos de transcendencia internacional como el I Foro de Transformación Digital y el Mobile Week Coruña que abrió el puente digital entre los ejes Atlantico y Mediterráneo. Todo ello hace que sea una institución imprescindible para la sociedad en general y para los empresarios y profesionales en particular, ya que es difícil tener un espacio tan extraordinario, dinámico, plural e independiente y con tanta experiencia y buen hacer.

También es importante destacar el papel altruista que han desarrollado los miembros de la junta directiva, y en especial su presidente, Mariano Gómez-Ulla, para mantener la viabilidad de la institución en los últimos años, a pesar de las grandes dificultades y la escasez de recursos con la que se ha encontrado. Aprovecho esta tribuna de opinión para hacer un llamamiento a todas las instituciones, empresas y profesionales para que aporten su granito de arena que posibilite que esta insigne institución, siga generando valor a nuestra sociedad, tan necesitada de instituciones de este tipo. “Sumar, sumar y sumar –sostiene Mariano Gómez-Ulla– para crear y hacer brillar la vida ciudadana en el siglo XXI alrededor de la transformación digital, cuyo objetivo fundamental es cerrar las brechas y heridas que todo gran cambio genera en la vida de los pueblos.” @mundiario