Buscar

MUNDIARIO

Boeing procesará 2.500 renuncias voluntarias en su plan de recorte de plantilla

Boeing tiene enfrente el enorme reto de reorganizar su línea de producción con el personal que mantendrá en nómina.
Boeing procesará 2.500 renuncias voluntarias en su plan de recorte de plantilla
Un avión de Boeing estacionado por la crisis del coronavirus / CNN.
Un avión de Boeing estacionado por la crisis del coronavirus / CNN.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La crisis económica desatada por la pandemia de coronavirus originó la peor etapa en la historia de la industria de la aviación comercial. El gigante y referencia del negocio aéreo a nivel mundial, no por el transporte de pasajeros, sino por la producción en masa de aviones a los grandes mercados del mundo, tendrá que hacer ajustes para sobrevivir en medio de un volátil proceso de desplome en la demanda de aeronaves por el estado de recesión actual que sufre la economía mundial. Boeing deberá reinventarse.

Es por ello que la compañía tiene previsto anunciar esta semana unas 2.500 bajas voluntarias en lo que será la primera fase de su plan para recortar un 10% de su plantilla, en respuesta a la crisis del coronavirus, según adelantó este miércoles el periódico estadounidense The Wall Street Journal (WSJ).

Esto implica que la transnacional va a reestructurar todo su personal y su capital humano con el objetivo de reducir costos operativos y dejar un margen mucho más amplio en su flujo de caja para expandir las inversiones que deberá realizar con miras a una reactivación de la inyección de su oferta en el mercado, que mueve más de 2 billones de dólares al año.

En su conjunto, el plan dado a conocer en abril contempla la reducción de unos 16.000 empleos, para lo que se usarán salidas voluntarias, pero también despidos si fuese necesario, según detalló en un comunicado el fabricante de aviones.

En esta primera etapa, las bajas se concentrarán en plantas del área de Seattle (Estados Unidos) y, en concreto, en las operaciones de aviación comercial del gigante aeronáutico, según indicó el WSJ, que cita a fuentes sindicales.

Por lo tanto, Boeing tiene enfrente el enorme reto de reorganizar su línea de producción con el personal que mantendrá en nómina. Ese recorte de unos 2.500 puestos será la primera gran reducción de plantilla que Boeing haga desde 2017

Según el rotativo, “unos 1.300 miembros del principal sindicato de ingenieros de Boeing han solicitado la salida incentivada ofrecida por la empresa y sus peticiones han sido aceptadas, mientras que otro de los sindicatos notificó que unos 1.2000 miembros habían aceptado abandonar la compañía de forma voluntaria”. @mundiario