Buscar

MUNDIARIO

BBVA avisa a sus inversores del riesgo y Microsoft perderá ingresos por el coronavirus

El gigante español de las finanzas perderá ingresos por retornos crediticios ante los temores de las empresas a la epidemia, mientras que el gigante informático estadounidense verá retrasado la expansión de sus nuevos dispositivos por la caída de la economía China, epicentro del brote. 
BBVA avisa a sus inversores del riesgo y Microsoft perderá ingresos por el coronavirus
Edificio del banco BBVA en España.
Edificio del banco BBVA en España.

La epidemia, todavía no declarada pandemia, que hoy pone en jaque a la economía mundial comienza a penetrar en las empresas de mayor cotización del mundo, así como ya hace tambalear a los mercados de capitales por sexta jornada consecutiva. El coronavirus ya infecta las finanzas de gigantes españoles como el banco BBVA, que dejó entrever la posibilidad de sufrir una recesión financiera debido a la desaceleración económica mundial, en cuya red de multinacionales hay un grupo que asiste a filiales y emprendedores con importantes nexos de solicitud de financiamientos con la banca española.

Por esa razón, el BBVA ha aprovechado una modificación reciente de uno de sus folletos de emisión de deuda remitidos a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) para dejar por escrito la existencia de un nuevo riesgo que amenaza las operaciones en el sector financiero. El clima de incertidumbre social por esta nueva crisis sanitaria mundial contrae la demanda de bienes y servicios, lo que ralentiza la economía y la circulación de capitales que son captados por el sector empresarial y bancario tanto dentro como fuera de España. 

El banco español advierte de que existe "incertidumbre" sobre el impacto del coronavirus sobre el crecimiento económico de China y, en cadena, de la economía mundial. Mientras haya una producción cada vez más baja de capitales captados por empresas multinacionales que tengan contratos en instrumentos financieros con el BBVA, habrá un menor crecimiento de la inyección de liquidez al mercado empresarial y de emprendimiento. Y a menor crecimiento, menos demanda de financiación y un entorno más complicado para la banca.

Al otro lado del Atlántico, el gigante estadounidense de la informática Microsoft también toma medidas de contingencia y prevé escenarios negativos, por lo cual ha advertido de que no espera cumplir sus expectativas de ingresos para el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, que comprende los meses de enero a marzo, en el área de computación personal (Windows, Surface, Bing o la consola Xbox) como consecuencia del impacto sobre la cadena de suministros del brote del coronavirus Covid-19.

Esto se debe a que al reducirse las exportaciones chinas de piezas tecnológicas para el ensamblaje de los equipos y dispositivos de Microsoft por las restricciones aduaneras y fronterizas dispuestas por varios países europeos en medio de la ruta comercial que conecta a China con América del Norte, las proyecciones de suministro de oferta de la compañía caen porque se atrasan y disminuyen los despachos de mercancía hacia los mercados que cotizan y demandan la tecnología de Microsoft. 

El pasado 29 de enero, durante la presentación de sus cuentas del segundo trimestre, Microsoft había adelantado que "entre los meses de enero y marzo de 2020 esperaba alcanzar una facturación de entre 10.750 y 11.150 millones de dólares (9.845 y 10.212 millones de euros) en su división de computación personal, que ya incluía un rango más amplio de lo habitual como reflejo de la incertidumbre sobre la situación sanitaria en China", según afirmó la empresa en un comunicado. @mundiario