Buscar

MUNDIARIO

El Banco Santander recorta su beneficio para cubrir el ERE del Popular

Los de Ana Botín han congregado de forma extraordinaria a sus accionistas para apurar la compra del 25% de su filial mexicana.
El Banco Santander recorta su beneficio para cubrir el ERE del Popular
Ana Botín durante la Junta de Accionistas del Banco Santander. / Twitter
Ana Botín durante la Junta de Accionistas del Banco Santander. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Banco Santander ha hecho un importante recorte a su beneficio del primer semestre a fin de financiar el ERE. Dicha financiación será parte de un acuerdo hecho con sindicatos para dar de baja a 3.223 empleados y representará un desembolso de 600 millones de euros. Los de Ana Botín han reportado un beneficio neto que asciende a los 3.231 millones de euros en los primeros seis meses del año, un 14% menos que en el mismo lapso el año pasado.

Los costos por reestructuración estaban previstos como parte de los planes del banco para recortar su base de costes por año en Europa en unos 1.000 millones de euros, que son el equivalente al 10%. El Santander convocó para este martes a sus accionistas para que se de el visto bueno a la recompra del 25% de su filial en México, la cual no controlan.

Sin contar los cargos mencionados, el beneficio ordinaro fue de 4.045 millones de euros, un 0,2% menos que en 2018 aunque es un 2% más en euros que no sufren los sube y baja de los tipos de cambio. Con todo, el Santander explica que el resultado obtenido entre abril y junio de este año es de 2.097 millones de euros, un aumento del 5%. Este es también "el mayor beneficio ordinario trimestral desde 2011, impulsado por el fuerte crecimiento del crédito en Latinoamérica, una mejora continua de la rentabilidad en Norteamérica, así como la reducción de los costes en Europa", explica la entidad.

El país con mayor porción de pastel es Brasil, con un 29%, seguido por España, con un 13%; Santander Consumer Finance, con un 13%; el Reino Unido, con un 11%; y Estados Unidos, con un 9%. Apenas en Brasil el resultado consolidado se precipita hasta los 1.673 millones de euros, un 12,7% más y en España el banco gana también un 5%, subiendo hasta los 694 millones de euros.

Unido al cargo de costes en España, también se han inyectado 172 millones en el Reino Unido a fin de optimizar y reestructurar "eventuales reclamaciones del seguro de protección de pagos", justifican los de Botín. El bano ha sufrido minusvalías equivalentes a unos 180 millones a raíz de la venta de una cartera de activos inmobiliarios entre enero y junio, compensadas parcialmente con las plusvalías de 150 millones obtenidas tras la venta del 51% de una empresa de medios de pago en Argentina, explica El País.

"El banco ha obtenido su mejor beneficio ordinario trimestral de los últimos ocho años, lo que refleja el progreso de nuestra transformación comercial y digital", celebró precisamente Ana Botín.

Márgenes de la cuenta al alzaTodos tienen notables subidas. El margen de intereses se precipitó en un 4% entre enero y junio, en tanto que el crédito y los recursos de clientes también aumentaron en un 4% y 6% respectivamente, siempre tomando los datos de euros constantes. La entidad ganó un millón de clientes nuevos en el segundo trimestre del año y tiene ya 142 millones en total. El número de clientes vinculados, quienes usan a Santander como su banco de cabecera, subió un 10% en este año reciente, sumando ya 20,6 millones. En otras palabra,s apenas un 14,5% del total está vinculado.

Los negocios en Europa representan el 45% del beneficio ordinario del Santander, en tanto que Sudamérica pone un 38% y Norteamérica otro 17%.

La tasa de mora cayó en 11 puntos básicos, quedando en el 3,51% y las dotaciones por insolvencia se quedan estables en 4.313 millones. El coste del crédito, lo que el banco aporta cuando da un crédito, es de un 0,98%.

El banco mantiene su generación de capital orgánico en 11 puntos básicos agregados a lo del trimestre, lo cual dejó el ratio de capital CET1 en un 11,30% a finales de junio del presente año, en armonía justamente con su objetivo a medio plazo, que es quedar entre el 11% y el 12%. El grupo reportó un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario del 11,7% y un RoTE contable del 10,5%, prosigue El País. Los recursos propios tangibles (TNAV) por acción, que representan una medida clave de valor para todos los accionistas, ha subido en un 5% en el último año, llegando a los 4,30 euros por título bursátil.

A finales de junio, la entidad contaba con 201.804 trabajadores, mil más que el año pasado en el mismo mes. Los accionistas suman 4.054.208, 2,4% menos que en junio de 2018. @mundiario