Buscar

MUNDIARIO

La banca perdió 11.531 millones de euros en el primer semestre tras presupuestar 26.518 millones

La capacidad de la banca nacional para captar depósitos y transformarlos en flujos de capital de alta rentabilidad ha sido mermada por la caída del consumo. 
La banca perdió 11.531 millones de euros en el primer semestre tras presupuestar 26.518 millones
José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca / eleconomista.es
José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca / eleconomista.es

El sector bancario español tiene actualmente sus balances en rojo. Los saldos negativos y deficitarios continúan arropando los presupuestos y las reservas de capital de las entidades privadas.

Y es que los bancos españoles registraron pérdidas atribuidas agregadas de 11.531 millones de euros en el primer semestre de 2020, tras realizar un esfuerzo en provisiones y autoabastecimiento de 26.518 millones de euros para anticipar los efectos económicos de la pandemia de COVID-19.

Esto implica que esa contracción de capitales se traduce ahora en una fase austeridad muy aguda que tiene a los bancos en un estado de sequía de rentabilidad por retornos de inversiones, intereses de préstamos y dividendos. 

“El margen bruto, que representa la totalidad de los ingresos obtenidos, se redujo un 5,9% en este periodo debido, fundamentalmente, a la disminución del margen de intereses y, en menor medida, de los ingresos netos por comisiones, pese a los mayores resultados por operaciones financieras”, según ha informado este martes la Asociación Española de Banca (AEB).

Los gastos de explotación se redujeron un 7,3% hasta junio en tasa interanual, lo que permitió situar el índice de eficiencia en el 48,8% y supone mejorar en 70 puntos básicos la registrada en el primer semestre del ejercicio precedente.

Por lo tanto, la capacidad de la banca nacional para captar depósitos y transformarlos en flujos de capital de alta rentabilidad ha sido mermada por la caída del consumo. 

El efecto conjunto de la reducción del margen bruto y la contracción de los gastos de explotación sitúa el margen neto, magnitud que no incorpora las provisiones, por encima de 20.000 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 4,5% inferior al de junio de 2019, según el reporte de la Asociación Bancaria. @mundiario