La Audiencia Nacional investiga la descapitalización de dos antiguas fábricas de Alcoa

Instalaciones de Alu Ibérica en A Coruña. / Mundiario
Instalaciones de Alu Ibérica -antigua Alcoa- en A Coruña. / Mundiario

Hubo tres detenidos -dos en Madrid y uno en Málaga-, ocho horas de registros y más de 100 agentes para investigar la venta de las fábricas de Alcoa en A Coruña y Avilés.

La Audiencia Nacional investiga la descapitalización de dos antiguas fábricas de Alcoa

Una presunta descapitalización fraudulenta de las factorías de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés (Principado de Asturias) provocó que un centenar de agentes de la Policía Nacional se personasen este jueves en las instalaciones de las antiguas fábricas de Alcoa, así como en oficinas de Madrid, Málaga y Castellón, para realizar varios registros por orden del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, según indicaron fuentes sindicales y policiales. Se practicaron tres detenciones -dos en Madrid y uno en Málaga- durante más de ocho horas de actuaciones.

El marco de la operación, coordinada por la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, incluyó 11 registros en domicilios de personas físicas y jurídicas, entre ellos los propios centros de producción y un despacho de abogados. Objetivo: la obtención de pruebas de cara al esclarecimiento de los hechos y la salvaguarda de los derechos de todos los posibles perjudicados por tales actuaciones. En el operativo participaron más de 100 funcionarios policiales de distintas especialidades de la organización central y territorial de la Dirección General de la Policía, además de integrantes de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Según una demanda de la Confederación de Cuadros y Profesionales de Alu Ibérica, a la que se unieron los sindicatos UGT y  CC OO, en la venta de las dos alumineras, efectuada al fondo suizo Parter Capital Group en 2019, pudo haber hechos constitutivos de estafa agravada, insolvencia punible, apropiación indebida, delito contra la seguridad de los trabajadores y pertenencia a grupo criminal.

Malos precedentes

¿Qué pasó en Alu Ibérica? En julio de 2019, Alcoa vendió al fondo de inversión suizo Parter Capital las plantas que tenía en A Coruña y Avilés, después de un proceso que arrancó a finales de 2018 cuando la multinacional estadounidense anunció su intención de cerrar las dos fábricas. La compañía justificó entonces su decisión en los altos costes de la electricidad en España, la necesidad de hacer grandes inversiones y la difícil coyuntura en los mercados de aluminio.

Parter Capital no tardó en desprenderse de las dos plantas de Alcoa, que fueron adquiridas por el Grupo Industrial Riesgo ya bajo la denominación de Alu Ibérica, sin informar previamente al Ministerio de Industria ni a los gobiernos autonómicos y la representación de la plantilla, que acusan al nuevo propietario de carecer de un proyecto industrial solvente. Según la Confederación de Cuadros y Profesionales de Alu Ibérica, que cifra en 688 el número de trabajadores empleados en los centros de A Coruña y Avilés, Alcoa habría engañado a los sindicatos en el marco de la negociación del despido colectivo, iniciado a finales de 2018.

El escrito de la querella relata el proceso de venta y concluye que "los querellados han llevado a que la titularidad de las dos factorías termine en manos de empresas pantalla sin capacidad ni para llevar a cabo el plan de negocios, ni el del pago de los salarios, ni el de la inversión, con lo que se frustra el objetivo final de la negociación, la salvaguardia de los puestos de trabajo".

Feijóo ya tenía sus "reservas"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, incidió en que la operación está bajo secreto de sumario y trasladó su respeto a la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad, pero también advirtió de que Alu Ibérica "no puede seguir en la situación en la que está". Feijóo volvió a manifestar sus dudas sobre la operación de venta de la factoría coruñesa, ya que, a su juicio, "desde el primer momento todo parecía indicar que se había cerrado en falso".

Alberto Núñez Feijóo ha criticado la postura del Gobierno central en relación a la venta, antes de recordar que su primera reunión como presidente electo en julio fue con el comité de empresa de Alu Ibérica. Allí se ratificaron, dijo, "las reservas" sobre cómo se había procedido a la venta de las fábricas de A Coruña y Avilés por parte de Alcoa, inicialmente al fondo de inversión Parter, que poco después la vendió al Grupo Riesgo.

Desde el comité de empresa de la planta de Avilés se expresó la satisfacción de los trabajadores por la intervención judicial para tratar de esclarecer la presunta despatrimonialización de las plantas, si bien se insistió en la necesidad de que el Ministerio de Industria dé nuevos pasos para revertir el traspaso de las plantas y garantizar su futuro. @mundiario

La Audiencia Nacional investiga la descapitalización de dos antiguas fábricas de Alcoa
Comentarios