Buscar

MUNDIARIO

Antes de ser famosos: McDonald's, de autorestaurante a imperio mundial

Empezó como un pequeño de negocio de perros calientes en un aeropuerto y un egoísta y avaro hombre de negocios la convirtió en lo que es hoy.

Antes de ser famosos: McDonald's, de autorestaurante a imperio mundial
Logo de McDonald's.
Logo de McDonald's.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se estudia y conoce la vida de importantes celebridades antes de saltar a la fama. Por esta serie han pasado narcotraficantes, estrellas porno, bizarros artistas de Youtube, entre otros. Esta nueva entrega está dedicada a la cadena de restaurantes que cambió la comida rápida para siempre: McDonald's.

Su concepción

Esta cadena de restaurantes abrió su primera sede bajo el nombre de McDonald’s Barbecue el 15 de mayo de 1940, instalado en San Bernardino, California. Sus fundadores fueron los hermanos Richard y Maurice McDonald. Años antes, su padre Patrick atendía un puesto de comida en el aeropuerto de Monrovia, California. Patrick vendía hot dogs pero cuando traspasó el negocio a sus hijos éstos agregaron hamburguesas al menú. Las nuevas ofertas del menú tenían un precio de 10 centavos.

Los hermanos llevaron el negocio de su papá a San Bernardino para abrir el primer McDonald’s, pero aquel primer restaurante no era nada parecido a lo que conocemos hoy en día. El concepto era como una especie de autocinema, en el que los clientes llegaban al lugar en sus coches y una persona se acercaba a atenderlos y les entregaba sus pedidos en el mismo vehículo.

Imagen a color del primer restaurante de McDonald's.

Imagen a color del primer restaurante de McDonald's

El menú también era muy distinto. El restaurante cocinaba emparedados con jamóny puerco, carne cocinada lentamente, tamales, chili, frijoles y hasta emparedados de mantequilla de maní con jalea.

El negocio y el menú se mantuvo así durante muchos años hasta mediados de la década de los 40. Richard y Maurice, apodados Dick y Mac, se dieron cuenta que los clientes preferían las hamburguesas por encima de todas las otras opciones del menú. Tanto así, que las hamburguesas representaban el 80% de sus ventas. Así las cosas, para 1948 decidieron cerrar sus puertas durante tres meses y revolucionar la marca de puertas para adentro por completo.

Su renacimiento

Cuando terminó esta especie de retiro parcial, el restaurante había despedido a algo más de 20 empleados, reducido su menú a nueve opciones y empezaron a usar platos desechables para no tener que lavar aquellos usados. También cambió la forma en la que se trabajaba en la cocina, adoptando un modelo similar al que había usado Henry Ford para la fabricación de coches. Los 12 empleados de la cocina se enfocaban cada uno en una función específica. Ayudaba que la mayor parte de ingredientes ya estaba preparados con antelación y que las hamburguesas eran muy parecidas entre sí.

Restaurante McDonald's en Arizona

Restaurante McDonald's en Arizona

Para 1952 el éxito de la compañía era tal que tuvieron que contratar a Stanley Clark para rediseñar su restaurante (porque a todo esto seguían teniendo solamente uno). Clark fue el encargado de añadir los dos arcos dorados que hasta el día de hoy siguen siendo la insignia de la marca.

A partir de ahí también empezaron a expandir franquicias en California y también en el Estado de Arizona. No obstante, la explosión definitiva de McDonald’s llegó gracias a la visita que hizo un cliente llamado Ray Kroc.

La expansión definitiva

Kroc visitó en 1954 una de las sedes de la compañía con la intención de venderles máquinas de malteadas. No obstante, quedó fascinado con el modo operativo y el concepto de la empresa, por lo que adquirió una franquicia y se llevó los derechos para abrir su primer restaurante en 1955 en Illinois, prácticamente al otro lado del país respecto a donde operaba la empresa en aquel entonces.

Ray Kroc

Ray Kroc, el hombre que volvió McDonald's en el monstruo que es hoy

Kroc contrató a un cocinero llamado Fred Turner. Empezó así, desde la cocina, sin saber que terminaría siendo el CEO de la empresa unos años después.

En 1959 Kroc contaba ya con más de una centena de restaurantes a su nombre. No obstante, su comunicación con los hermanos y fundadores de la empresa era casi nula. Aquello complicaba el proceso de modificar cualquier cosa en los restaurantes, lo que terminó por colmar su paciencia pues siempre necesitaba de la bendición de Dick y Mac. No estaba Kroc para atascos y en 1961 compró la empresa por dos millones de dólares. Puede que hoy por hoy esos dos millones no sean tanto para una empresa de esa magnitud, pero hace más de 50 años aquella cantidad era una fortuna. El empresario también les dio su palabra de pagarles una regalía anual del 1.9% del total que produciría la compañía, pero por ser un acuerdo verbal ni Dick ni Mac recibieron un solo centavo bajo este concepto.

La relación entre ambos terminó por romperse cuando los hermanos se negaron a darle el primer restaurante de la firma, el de San Bernardino. En su lugar, decidieron dejárselo a los primeros empleados que habían tenido como señal de agradecimiento por su apoyo. Los empleados lo bautizaron como Big M. Aquello no hizo ninguna gracia a Kroc, quien en un ataque de berrinche infantil decidió poner una sucursal de McDonald’s justo al otro lado de la misma calle. Big M rompió en cuestión de un parpadeo.

Ray fue el encargado también de encargar la creación del famoso payaso Ronald McDonald como parte de su idea de exponer la marca de otras formas. La inspiración para Ronald fue un popular programa de televisión llamado Gozo el payaso. Kroc contrató a Willard Scott para que creara un personaje similar. Scott era el actor que daba vida a Gozo. En 1966 decidió cambiar el primer Ronald McDonald por considerarlo un poco aterrador para los niños. Esta nueva creación estuvo a cargo de un payaso profesional que se apodaba Coco. Fue precisamente Coco quien creó que el Ronald que se conoce hasta el día de hoy.

Con el control absoluto de la empresa, Kroc empezó a trabajar en expandirla todavía más. En 1962 abrió en Denver, Colorado el primer McDonald’s con mesas y sillas, pues hasta entonces seguía siendo un restaurante de autoservicio.

El primer restaurante de la empresa abierto en otro país se instaló en Richmond, Canadá en 1967.

El famoso Big Mac fue presentado en 1968.

Para 1971 la empresa tenía sucursales en Japón, Australia, Alemania y Holanda, entre otros tantos países. Dos años después presentaría su servicio de Drive-Thru, como lo conocemos hoy en día y bautizado como Auto Mc. En 1979 nació la llamada Cajita Feliz. Un año después se agregaron al menú los nuggets de pollo.

McDonald’s no dejaba de crecer y su dueño decide aventarse a una aventura inédita: crear una serie de televisión. Kroc encarga la creaciónde McDonalandia, donde el payaso Ronald y sus amigos viven diversas aventuras.

Kroc murió en 1983, dejando tras de sí un imperio de más de 750 mil restaurantes. Se fue produciendo 8 mil millones de dólares anuales. En sus años como multimillonario, Ray apoyó la investigación de enfermedades como la diabetes, y apoyó la lucha contra el alcoholismo. También abrió la Fundación Ronald McDonald.

Y el resto es historia. Ese fue el camino de Ronald McDonald’s hasta ser el gigante que conocemos hoy en día.

Episodios anteriores: