Buscar

MUNDIARIO

Amazon aplicará la "tasa Google" del 3% a las empresas en España

Ahora todas las empresas que revendan los productos de Amazon en España deberán cancelar el 3% de sus ganancias a la compañía matriz estadounidense. 
Amazon aplicará la "tasa Google" del 3% a las empresas en España
Cajas con productos en un almacén de Amazon en California, EE UU. / Pixabay
Cajas con productos en un almacén de Amazon en California, EE UU. / Pixabay

Amazon da el batacazo. El gigante del comercio electrónico ha tomado una decisión ligada a la medida que tal vez más polémica o inestabilidad genere para el sector privado español, un asunto pendiente que la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha negociado, discutido y analizado con la Unión Europea en innumerables ocasiones. Pues la realidad es que ya ha entrado en vigencia y una gran compañía comenzará a aplicarla. 

Y es que Amazon cargará desde abril a todas las empresas que venden sus productos en España, entre ellas más de 9.000 pymes (pequeñas y medianas empresas) españolas, con la llamada "tasa Google", el impuesto que gravará a las grandes empresas tecnológicas que operen en la UE con un 3% de sus ingresos obtenidos por sus servicios digitales en el país, así como en otros grandes mercados de la región; Alemania, Francia e Italia, donde Amazon, Google, Facebook tienen una amplia presencia.

Esto implica que ahora todas las empresas que revendan los productos de Amazon en España deberán cancelar el 3% de sus ganancias a la compañía matriz estadounidense, que le servirá a su vez para financiar el fondo con que pagará la tasa Google al Gobierno español y a los Gobiernos de los países europeos donde preste servicios digitales, lo cual también incluye a Google, Facebook y Twitter.

El gigante del comercio electrónico ha informado de este cargo en las tarifas por referencia sobre los artículos que se venden desde la plataforma en España a las empresas a través de un correo electrónico, según adelantó este viernes El Confidencial.


Quizás también te interesa:

Microsoft se alía con General Motors e invierte en vehículos autónomos


En su mensaje, Amazon explica a las empresas que “el Gobierno español ha introducido un Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) del 3 %, que entró en vigor el pasado 16 de enero, y que a partir del 1 de abril de 2021 se aumentarán los precios por referencia en este mismo porcentaje”.

Por lo tanto, los costos serán mayores y podrían generan una cadena de ajustes en la estructura de precios que, finalmente, terminarán pagando los consumidores, quienes han aumentado la demanda de compras online desde 2020 hasta un 70% por la pandemia de coronavirus. 

“De enero a abril, Amazon absorberá la tasa hasta que el Gobierno apruebe los reglamentos y la legislación secundaria”, de acuerdo con medios estadounidenses.

Se trata del ajuste fiscal más impactante que las grandes empresas del mundo y de la industria digital han experimentado en los últimos cinco años. Claramente, es un esfuerzo de la UE por optimizar su recaudación de impuestos para ampliar el rendimiento del presupuesto global de la economía europea; la eurozona y el mercado interior europeo.

A partir del 1 de abril se cargará ese 3% a las tarifas de referencia de la plataforma, o lo que es lo mismo, si una empresa vende un producto por 100 euros a través de Amazon, y el precio de referencia es un 15%, la plataforma aplicaría un 3% a ese 15%, con lo que cobraría un 0,45 % más, es decir, un 15,45 %, lo cual se traduce en un aumento considerable de los precios de una empresa mundialmente conocida por sus accesibles costos en prácticamente cualquier o servicio disponible en la red. @mundiario