Abanca obtiene un resultado de 157 millones en el primer semestre, un 18% más

Resultados de Abanca en el primer semestre de 2021. / Mundiario
Resultados de Abanca en el primer semestre de 2021. / Mundiario

La entidad es líder en calidad de activos, con la menor ratio de morosidad (1,9%) y la mayor cobertura de activos dudosos (83,8%) del sistema

Abanca obtiene un resultado de 157 millones en el primer semestre, un 18% más

Abanca obtuvo en el primer semestre de 2021 un beneficio atribuido de 157,0 millones de euros, un 18,0% más que en el mismo periodo del año pasado. Según la entidad, esta buena evolución se sustenta en la fortaleza de sus ingresos recurrentes, complementada por el control de gastos y la contención del coste del riesgo. Abanca afronta ahora la salida de la crisis desde una posición de elevada fortaleza financiera que tiene como principales pilares la buena calidad de su cartera (ratio de morosidad del 1,9% y nivel de adjudicados sobre balance del 0,3%), los altos niveles de cobertura (83,8% en activos dudosos), su elevada capitalización (ratio de capital total del 17,3% y 1.573 millones de exceso sobre requisitos regulatorios) y su cómoda posición de liquidez (ratio LTD del 97,4% y 13.287 millones de euros en activos líquidos).

De cara al futuro, el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, cree que los brotes de la Covid-19 tendrán “consecuencias muy inferiores” a las del año pasado y que “las restricciones serán menores y no supondrán un freno al crecimiento económico”.

Recuperación de la actividad comercial

En el primer semestre ha destacado la recuperación de la actividad comercial, que ha superado los niveles del primer semestre de 2019 en líneas como la formalización de hipotecas (+30,4%) y las operaciones de financiación con pymes y autónomos (+2,1%). Otro hito destacado del periodo fue el fuerte incremento de la actividad aseguradora, que se multiplicó por dos en el ramo de seguros de coche tras el lanzamiento de los primeros productos de la nueva compañía propia creada en alianza con Crédit Agricole Assurances.

La misma tendencia positiva se observa en las últimas entidades adquiridas, Bankoa y la red española de Novo Banco, donde el negocio de ambas evoluciona favorablemente y los procesos de integración avanzan según el calendario previsto.

Abanca asegura que afronta la etapa de recuperación desde una posición de fortaleza financiera

La buena evolución de Abanca está siendo respaldada por las agencias de rating, tal y como acredita el hecho de que tres de las cuatro agencias le otorgan ya la calificación de grado de inversión tras la subida aplicada por Moody’s en los últimos días.

En el ámbito de la sostenibilidad y el compromiso social, la entidad ha puesto en marcha nuevas acciones para continuar con el desarrollo de su modelo de banca responsable. La entidad trabaja ya en la aplicación de su Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024, con el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono de su actividad y disponer de una alternativa sostenible para sus productos financieros en 2024, entre otros objetivos.

Fortaleza de los ingresos recurrentes

La cuenta de resultados de la entidad acredita su capacidad de generación de ingresos recurrentes. En términos interanuales, el margen básico creció un 10,4% gracias a la buena evolución del margen de intereses, que creció un 11,1%, y de los ingresos por prestación de servicios bancarios, que lo hicieron en un 8,5%.

El crecimiento del margen básico sumado a la reducción de los gastos de explotación, que bajaron un 3,8%, permitió incrementar el margen recurrente hasta los 124,3 millones de euros, casi el doble que hace un año. Descontando el efecto de la integración de Bankoa, los costes ordinarios descendieron un 7,6% gracias al efecto de los proyectos de racionalización y las sinergias obtenidas, que superan los objetivos fijados para las integraciones.

Con un crecimiento interanual del 21,2%, el volumen de negocio de Abanca se sitúa por encima de los 107.000 millones

A pesar de los indicios de recuperación, la entidad sigue manteniendo la prudencia en la realización de provisiones, tal y como muestra su coste del riesgo de 36pb, que permite mantener las coberturas (83,8%) en los mayores niveles del sistema financiero español a pesar de contar con la mejor tasa de morosidad (1,9%).

Más de 107.000 millones de volumen de negocio

Con un crecimiento interanual del 16,4%, el volumen de negocio ha quedado situado en 103.236 millones de euros. Si se contabiliza el negocio de la red española de Novo Banco, esta cifra supera los 107.000 millones (+21,2% interanual). Este importante crecimiento se ha logrado manteniendo el equilibrio entre el crédito y los recursos de clientes.

La cartera de crédito a clientes en situación normal creció un 17,1% en términos interanuales (12,4% sin contar Bankoa, que se integró a principios de 2021) hasta los 44.426 millones de euros. La financiación a empresas y familias, que suman el 77% del total, constituye su componente mayoritario.

Moody’s es la tercera agencia de calificación que otorga grado de inversión a Abanca, reconociendo la solidez de su negocio

La captación de recursos recibió un impulso del 16,9% con respecto al mismo periodo del año anterior (11,3% sin incluir el efecto de Bankoa) hasta llegar a los 58.040 millones. Dentro de este capítulo, los depósitos de clientes crecieron un 15,0% (11,0% sin incluir el efecto de Bankoa), quedando su importe total situado en 46.393 millones de euros.

La captación de recursos fuera de balance creció un 25,0% (12,2% sin incluir el efecto de Bankoa). Este impulso permitió a la entidad ganar cuota de mercado tanto en fondos de inversión (7 p.b.), como en planes de pensiones (5 p.b.). Abanca recibió el 3,4% del total de suscripciones netas de fondos de inversión en el semestre en España.

Las primas de seguros generales y vida riesgo crecieron un 11,6%, con un comportamiento muy homogéneo en los diferentes segmentos. Pagos protegidos creció un 17%, vida riesgo un 13%, salud un 13% y auto un 9%.

Calidad de la cartera: a la cabeza del sector

Abanca registra un significativo descenso en sus saldos dudosos con respecto a junio del año pasado. Esta reducción del 18,5% (23,0% sin incluir el efecto de Bankoa) sitúa la tasa de morosidad de la entidad en el 1,9%, la cifra más baja del sector financiero español y menos de la mitad de la media.

La entidad es también la que mejor tasa de cobertura presenta, con un 83,8%. El ratio Texas se sitúa en el 27,2%, igualmente a la cabeza del sector. Todo ello convierte a Abanca en la mejor entidad del sistema en cuanto a calidad de la cartera y coberturas.

Parte fundamental en esta buena evolución ha sido la prestación de apoyo financiero a empresas y familias más afectadas por la crisis. En total, el banco ha formalizado operaciones con aval del ICO por importe de 3.321 millones de euros y 1.280 millones en operaciones de flexibilización (moratorias) a familias. El 52% de las moratorias aplicadas ya ha vencido, pero sólo menos del 2% de éstas ha sido reclasificado a dudoso. @mundiario

Abanca obtiene un resultado de 157 millones en el primer semestre, un 18% más
Comentarios