Buscar

MUNDIARIO

El 92% de las empresas de EE UU no planea irse de China pese a la guerra comercial

El gigante asiático es un mercado con más de 13 billones de dólares en su producto interno bruto y una alta liquidez marcada por sus exportaciones de capitales por hasta 11.000 millones de dólares.
El 92% de las empresas de EE UU no planea irse de China pese a la guerra comercial
Dos torres empresariales en el centro financiero de Pekín, la capital de China / Yahoo.
Dos torres empresariales en el centro financiero de Pekín, la capital de China / Yahoo.

El pulso por el dominio de la economía mundial entre los dos polos de poder financiero global, Estados Unidos y China, no solo es entre los Gobiernos de Donald Trump y Xi Jinping, respectivamente, también se libra en el campo de las empresas y grandes corporaciones que, como transnacionales, controlan ingentes flujos de capitales en el territorio del otro.

Y es que “más de un 92% de las empresas estadounidenses en China no tiene intención de marcharse del país asiático, pese a las crecientes tensiones comerciales y políticas entre Pekín y Washington”, según un informe publicado hoy por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Shanghái (China).

Esto implica que, en medio de la guerra de aranceles que el Gobierno de Donald Trump le impuso a China, la segunda economía del mundo respondió con una contraofensiva comercial por reciprocidad. De esta forma, se inició un ciclo de tensiones en el que todo que la potencia asiática desee importar de EE UU o de sus países aliados, tendrá un arancel o alguna medida de restricción por parte de Washington, pues la Casa Blanca busca socavar la capacidad e influencia comercial china en América Latina y Europa, dos mercados clave para el estatus quo de EE UU como la mayor economía del mundo. 

Este reporte anual indica, asimismo, que “la mayoría de las compañías que sí valoran abandonar el gigante asiático cuentan con unos ingresos globales de menos de 50 millones de dólares, mientras que entre las grandes empresas -aquellas con una facturación mundial que supera los 500 millones de dólares- el porcentaje de interesados en marcharse de China baja al 5,1%”.

Por lo tanto, las que deciden quedarse, lo hacen por la rentabilidad que representa China como un mercado con más de 13 billones de dólares en su producto interno bruto y una alta liquidez marcada por las exportaciones de capitales por hasta 11.000 millones de dólares en préstamos y créditos que el país asiático hace en Occidente. Además, su importancia estratégica y geopolítica al tener la mayor parte de la deuda externa de Estados Unidos, la convierte en la potencia que podría determinar la estabilidad o inestabilidad futura del dólar norteamericano como divisa de reserva mundial. @mundiario