4 razones para pedir un préstamo para tu negocio

Material de oficina en una empresa. / RR SS
Material de oficina en una empresa. / RR SS

Es cierto que no todas las razones son buenas para pedir un préstamo, pero eso no significa que no existan buenas razones. Si tu negocio está listo para dar un salto, esto es todo lo que debes saber. 

4 razones para pedir un préstamo para tu negocio

Si estás considerando la posibilidad de obtener un préstamo para tu negocio, puedes encontrarte con un sinfín de opiniones. Desde aquellos detractores que están en contra de tomar un préstamo para crecer su negocio, hasta aquellos que solo te dicen que lo hagas con precaución.

Es cierto que no todas las razones son buenas para pedir un préstamo, eso no significa que no existan buenas razones. Si tu negocio está listo para dar un salto, pero no tienes el capital para hacerlo, aquí hay razones por las que podrías reconsiderar la solicitud de un préstamo para tu empresa.

Quieres ampliar tu espacio

Si tienes una oficina y los espacios de todos tus colaboradores están a punto de reventar, parece que el espacio ya no es suficiente. Quizá tengas un restaurante o una tienda, y a veces tus clientes no consumen porque quieren comer en tu local, pero las mesas o barras siempre están ocupadas.

Esto es una gran noticia, porque probablemente significa que el negocio está en auge y que está listo para expandirse. Pero el hecho de que tu negocio esté listo para expandirse no significa que tengas el dinero necesario para hacerlo.

En estos casos, es posible que necesite un préstamo a plazo fijo para financiar su gran movimiento. Tanto si se trata de añadir un local adicional como de recoger y trasladarse, el coste inicial y el cambio en los gastos generales serán significativos.

Necesitas mejorar tu equipo

La compra de equipos que puedan mejorar tus productos o servicios suelen ser una opción de financiación sin complicaciones. Si necesitas cierta maquinaria, tecnología u otras herramientas para fabricar tu producto o prestar tu servicio, necesitas un préstamo para financiar ese equipo.

Antes de pedir un préstamo para adquirir equipos, asegúrate de separar las necesidades reales de lo que es agradable. Por ejemplo, si tu equipo de trabajo quiere una máquina de café profesional de última generación, pero no son una cafetería, entonces la compra de ese equipo no podrá ser la mejor inversión para tu negocio.

Quieres comprar más inventario

El inventario es uno de los mayores gastos de cualquier negocio. Al igual que en el caso anterior, necesitas mantenerte al día con la demanda reponiendo tu inventario con opciones abundantes y de alta calidad.

Esto puede resultar difícil a veces cuando se necesita comprar grandes cantidades de inventario antes de ver el retorno de la inversión. Especialmente si tienes un negocio de temporada, hay momentos en los que puedes necesitar comprar una gran cantidad de inventario sin tener el dinero a mano para hacerlo.

Para medir si esto sería un movimiento financiero inteligente para tu negocio, crea una proyección de ventas basada en las ventas de años anteriores en esa misma época. Calcula el coste de la deuda y compara esa cifra con el total de las ventas proyectadas para determinar si tomar un préstamo sobre el inventario es una medida financiera inteligente.

Ten en cuenta que las cifras de ventas pueden variar mucho de un año a otro, así que sé conservador y considera varios años de cifras de ventas en tu proyección.

Tu negocio necesita nuevos talentos

Si tu pequeño equipo está haciendo demasiadas cosas, algo acabará saliendo mal y comprometerá tu modelo de negocio. Así que algunas empresas optan por invertir su dinero en su talento, creyendo que es una forma de mantener su negocio competitivo e innovador.

Esto puede ser un gran movimiento, si hay una clara conexión entre la decisión de contratación y un aumento de los ingresos. Pero si contar con un par de manos adicionales le ayuda a centrarse en el panorama general, sólo por eso puede merecer la pena un préstamo.

¿En dónde solicitar un préstamo?

Existen diferentes opciones para solicitar un préstamo para tu negocio, pero una de buena idea es obtenerla donde tengas gran parte de tu administración. Por suerte, Clip la terminal punto de venta más conocida de México, permite a sus usuarios acceder a servicios extra como préstamos personalizados.

Mientras más utilices los servicios de Clip, la plataforma podrá identificar la posibilidad de brindarte un adelanto personalizado de tu dinero, de una forma rápida y sencilla para que los clientes puedan utilizarlo en ejemplos como los que mencionamos anteriormente.

La oportunidad de obtener un préstamo es sencilla, pues la persona usuaria del dispositivo deberá utilizarla al menos dos veces por semana durante dos meses continuos y tener un mínimo de ingresos por cinco mil pesos al mes, sin importar sea tarjeta de crédito, débito o vales. Además de ser mayor de edad.

Al ser elegible, en la App Clip aparecerá una notificación donde se te avisa que el servicio está disponible. Al darle clic te aparecerá una pantalla con los adelantos de dinero que puedes obtener, pero antes de eso, ten a la mano una identificación oficial vigente, un comprobante de domicilio y la CLABE interbancaria para que se te realice el depósito, ya que el dinero irá a la cuenta bancaria que el usuario elija.

¿Cuánto me presta Clip?

Presta Clip te da tres opciones de adelanto, cada una de distinto monto y el cliente será quien decida la que más le convenga. Cada adelanto es distinto, pero se paga con un descuento sobre las ventas que realice, el cual puede ir desde un 1%, hasta un 50%, eso sí, sin enganche ni aval.

Cada una de las 3 ofertas incluyen toda la información clara, como el plazo, cargo más IVA, el total que pagarás al final con todo e intereses y la forma en que lo irás pagando. Eso sí, este es un trámite 100% en línea que tardará menos de cinco minutos y con el menor papeleo posible.

A diferencia de otros préstamos, la persona usuaria no tendrá que ir a algún banco o realizar transferencias, simplemente por el uso de Clip, se aplicarán descuentos que irán directamente a pagar tu préstamo. Incluso, existe la posibilidad de liquidarlo antes de tiempo, depositando directamente a la cuenta que aparecerá en el contrato y notificarlo al equipo.

Independientemente de la razón exacta por la que estás considerando un préstamo, la cuestión es la siguiente: si, teniendo en cuenta todos los costes, es probable que el préstamo mejore tus resultados, hazlo. Si la relación entre la financiación y el aumento de los ingresos es confusa, reconsidera si pedir un préstamo es tu mejor opción.

Debe confiar en tu capacidad para devolver un préstamo empresarial a lo largo del tiempo y para que tu empresa tenga éxito. Toda decisión empresarial implica asumir un riesgo. En última instancia, sólo tú puedes decidir si ese riesgo merece la pena. @mundiario 

4 razones para pedir un préstamo para tu negocio
Comentarios