Threads llegará tarde a Europa

Twitter y Threads. / RR.SS.
Twitter y Threads. / RR.SS.

El Twitter de Instragram no estará disponible en España por problemas de privacidad. Su lanzamiento en Europa se ha retrasado de forma indefinida.

Threads llegará tarde a Europa

El lanzamiento de la red social Threads, conocida como el Twitter de Instagram, ha superado recientemente a los 100 millones de usuarios en Estados Unidos, convirtiéndose en el software de crecimiento más rápido, incluso superando las expectativas del propio Mark Zuckerberg. Sin embargo, en Europa, los usuarios tendrán que esperar si quieren disfrutar de esta aplicación.

Aunque hay razones que justifican esta demora en el lanzamiento de Threads en Europa, también deben considerarse los posibles efectos negativos de esta situación. La falta de acceso a una plataforma popular y en crecimiento como Threads puede generar frustración entre los usuarios europeos y limitar su experiencia en el ámbito de las redes sociales.

Además, esta demora podría afectar negativamente la posición competitiva de Threads en Europa, ya que los usuarios podrían optar por utilizar otras aplicaciones similares disponibles en el mercado. Por lo tanto, aunque haya motivos que respalden la espera para cumplir con la legislación, es importante considerar los posibles inconvenientes y buscar soluciones que permitan a los usuarios europeos disfrutar de esta plataforma de manera oportuna y segura.

Según el responsable de Threads, la causa de esta demora es que la plataforma no cumple con la nueva legislación europea para servicios digitales que entrará en vigor en 2024. Esta situación resulta paradójica, si se considera que el proyecto originalmente llamado Barcelona se trasladó a Europa bajo la dirección de Adam Mosseri.

La complejidad del asunto radica en el hecho de que para utilizar Threads es necesario tener una cuenta en Instagram, que está clasificada como una de las 17 Plataformas en Línea de Gran Tamaño (VLOP, por sus siglas en inglés) según la Comisión Europea, y estas plataformas serán objeto de un escrutinio especial bajo la nueva ley.

La Unión Europea exige estándares muy altos para demostrar que no se produce intercambio de datos entre las aplicaciones de gigantes como Meta. Es poco probable que Threads pueda demostrar de manera independiente la gestión de datos, ya que es evidente una aplicación integrada dentro de Instagram. Twitter también se encuentra en esa lista, junto con otras plataformas como Pinterest, la tienda de Amazon o Google Maps.

Threads adopta e incluso expande la estrategia de recopilación de datos de Instagram, advirtiendo en sus términos de uso que registrará información sobre la salud, finanzas, contactos, historial de búsqueda y ubicación de los usuarios. Además, advierte que compartirá "información sensible" con terceros, incluyendo datos raciales o étnicos, orientación sexual, información sobre embarazo o parto, discapacidad, creencias religiosas o filosóficas, pertenencia a sindicatos, opiniones políticas, información genética o datos biométricos. En este, ni siquiera hace falta esperar a que entre en vigor la nueva ley de servicios digitales, ya que el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), vigente desde 2018, exige un nivel muy explícito de consentimiento para la recopilación de información sensato, como los datos médicos.

Meta, la empresa matriz de Instagram, inició el año 2023 con una multa de 1.200 millones de euros impuesta por la autoridad de datos irlandesa precisamente por no cumplir con los estándares europeos en el uso de datos personales para publicidad segmentada. La deuda total de multas de la empresa de Zuckerberg asciende a casi 750 millones de euros.

La conclusión evidente es que la regulación europea funciona, y es comprensible que el responsable de Threads haya preferido darse un poco de tiempo para garantizar el cumplimiento de la ley y evitar las fuertes críticas a las que se exponen al operar en Europa, donde se encuentra "bajo una inmensa cantidad de escrutinio", como él mismo ha declarado. Pero si el Twitter de Instragram no está disponible en España por problemas de privacidad, ya que su lanzamiento en Europa se ha retrasado de forma indefinida, eso tampoco es una buena noticia para los usuarios.

La competencia entre apps representa un rechazo fundamental a cómo han funcionado Internet y las grandes empresas tecnológicas durante varias décadas. En lugar de estar limitados a unas pocas grandes empresas, arranca una era de muchos espacios en línea, donde los consumidores podrían tener más poder y derechos que nunca. Mal asunto el de ponerle puertas al campo. @mundiario

Comentarios