Medidas para protegerse del sol

Piel expuesta al sol. / Zorgan
Piel expuesta al sol. / Zorgan

El melanoma es una forma agresiva de cáncer de piel que puede ser mortal si no se diagnostica y trata a tiempo. Pero es curable si se detecta a tiempo.

Medidas para protegerse del sol

Este martes 23 de mayo se celebra el Día Mundial contra el Melanoma, con la finalidad de sensibilizar y concienciar a la población acerca de este tipo de cáncer de piel, así como divulgar la importancia del diagnóstico precoz de esta enfermedad. El melanoma representa el 4% de los tumores malignos de la piel, incrementando su incidencia a nivel mundial en los últimos 25 años.

El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel (conocido como melanoma maligno y melanoma cutáneo) que se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel. Es curable si se detecta a tiempo.

El melanoma maligno es uno de los tumores más letales, ya que representa el 75% de todas las muertes por cáncer de piel, siendo más propenso a propagarse a otras partes del cuerpo o tejidos. Se presenta en forma de lunares inusuales e irregulares (existentes o de nueva aparición) o por cambios de tamaño, forma o color de una parte de la piel, el órgano más extenso del organismo, expuesto de manera constante a factores externos, ambientales y de diversa índole que inciden en la aparición de melanomas.

Está siendo más frecuente en adultos entre los 30 y 60 años de edad y la incidencia de esta enfermedad es similar en hombres y mujeres, diferenciándose en la localización de la lesión. En las mujeres jóvenes predomina en las extremidades inferiores y en los hombres se ubica en el tronco, la cara, el cuello y los hombros.

Algunos síntomas a tener en cuenta para detectar la aparición de melanomas en la piel son los cambios en el tamaño, forma, textura o color de un lunar existente, la aparición de lunares nuevos, la sensación de comezón y dolor al palpar algún lunar, ulceraciones o sangrados. Ante cualquier cambio, modificación o aparición de lunares con características inusuales es importante asistir a un dermatólogo, a fin de efectuar el diagnóstico correspondiente para descartar la patología.

Para prevenir este cáncer de piel se recomienda evitar la exposición al sol, especialmente cuando la luz ultravioleta es más intensa (entre las 12 y 16 horas) y en días nublados, usar barreras físicas de protección –sombrillas, sombreros, gafas de sol, camisetas manga larga–, aplicar en la piel protectores solares con filtros de protección UVA, adecuados a cada tipo de piel, beber agua para evitar la deshidratación y realizar exámenes de la piel, prestando especial atención a los lunares.

El melanoma es una forma agresiva de cáncer de piel que puede ser mortal si no se diagnostica y trata a tiempo. Se produce cuando las células de la piel que generan pigmento se vuelven anormales y comienzan a crecer sin control. El melanoma puede extenderse rápidamente a otras partes del cuerpo si no se detecta y trata tempranamente, lo que lo hace más difícil de tratar y curar.

El Día Mundial contra el Melanoma es, por tanto, una oportunidad para recordar la importancia de la prevención y la detección temprana del melanoma. Es esencial que las personas tomen medidas para protegerse del sol y prevenir el melanoma, y para buscar atención médica si notan cualquier cambio en la piel o en los lunares. La detección temprana y el tratamiento oportuno pueden salvar vidas y mejorar la calidad de vida de quienes padecen melanoma. @mundiario

Comentarios