Buscar

MUNDIARIO

Yolanda Díaz: “El teletrabajo no puede significar un abaratamiento de los costes”

La posición del Gobierno es clara; las empresas no deben aprovecharse del teletrabajo para pagar sueldos más bajos o invertir menos en sus plantillas.
Yolanda Díaz: “El teletrabajo no puede significar un abaratamiento de los costes”
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz / La Sexta.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz / La Sexta.

España ya no es ni será la misma en el desarrollo de su vida económica tras los duros y radicales cambios que ha inducido la pandemia de coronavirus en un tiempo histórico de acelerados cambios, procesos y nuevos métodos de hacer economía, política, sociedad, y lo más importante, país. Si todo eso se altera, la estructura del trabajo también se altera.

Y es que la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este jueves que confía en el “diálogo social” para abordar la regulación del trabajo a distancia que avanza en las discusiones entre su ministerio, la patronal y los sindicatos.


Quizás también te interese:

Sánchez se lava las manos e insinúa que los rebrotes son responsabilidad de cada autonomía


Es decir, la prioridad del Estado español y de toda la inmensa red de empresas que ha debido mudarse al trabajo desde casa o a distancia por la crisis sanitaria de la Covid-19, es que se conforme un marco legal sólidamente sustentado para que las compañías sean garantes del desarrollo pleno, cómodo y rentable de esa modalidad de trabajo, tanto para el bienestar socioeconómico de los trabajadores como para el rendimiento de la empresa dentro del mercado.

Sin embargo, Díaz ha advertido que “lo que no puede el teletrabajo es una forma de abaratamiento de los costes de trabajo”. Por lo tanto, la posición del Gobierno es clara; las empresas no deben aprovecharse del teletrabajo para pagar sueldos más bajos o invertir menos en sus plantillas, pues eso acarrearía un impacto en el consumo, en la recaudación de impuestos y en la maltrecha economía en general del país. 

El Ejecutivo convocó ayer a una primera ronda de conversaciones con los sindicatos UGT y CCOO, así como con las patronales empresariales CEOE y Cepyme, para conocer su opinión sobre la regulación del teletrabajo. No obstante, los empresarios mostraron su rechazo inicial al anteproyecto elaborado por el Gobierno.

El gremio empresarial y del sector privado nacional se opone a las condiciones de regulación del teletrabajo porque considera necesaria la reducción de costes para optimizar la rentabilidad de las inversiones y de los dividendos o ganancias netas, pero desde Madrid mantienen firme la posición de que es imperativo mantener el mismo nivel de gasto e inversión privada para que no se vea afectado el flujo de ingresos que el Estado capta por la vía de los impuestos, que de por sí ya venía mermándose por la caída del consumo a causa de la pandemia. @mundiario