Pensiones: necesitamos soluciones y las necesitamos ya

Pensiones. / RR SS.
Pensiones. / RR SS.
Ningún gobierno ha tenido la suficiente imaginación para poder cambiar la estrategia en las pensiones, sabiendo todos que la pirámide de la población activa, y por tanto cotizantes, se estaba invirtiendo.
Pensiones: necesitamos soluciones y las necesitamos ya

Sin entrar en debates políticos, la generación del baby boom ha visto jubilarse a nuestros padres a los 65 años, una vez cotizados una serie de años con mayor o menor cuantía y una serie de condiciones ya establecidas, que poco a poco se han ido modificando.

Ahora nos piden que trabajemos 2 años más, por supuesto prorrogables y si es posible no jubilarnos haciendo un esfuerzo. Nos siguen garantizando que por supuesto habrá pensiones el día de nuestra jubilación, desde luego no dudo que las haya y quiero dejar bien claro que este contenido del artículo no es nada político ya que al actual gobierno socialista, le precedió un gobierno de otro sentido, a quién le precedió otro del sentido contrario, con un mismo resultado: ninguno ha tenido la suficiente imaginación para poder cambiar algo sobre la estrategia en las pensiones, sabiendo todos que la pirámide de la población activa y por tanto cotizantes se estaba invirtiendo, ya que este es un argumento que se lleva utilizando desde hace más de veinte años, para la venta de productos de jubilación, llámense pensiones, planes de pensiones, jubilación, inversión, planes de ahorro, united link. Es cierto que son una buena fórmula de ahorro, para complementar nuestra pensión en el futuro, pero que no todo el mundo tiene opción de poder realizarla, bien por falta de trabajo o bien por una nula capacidad de ahorro.

Si a esto se suma condicionantes como las de la covid, anteriormente crisis económicas, que han hecho retroceder a otros tiempos, el tipo de trabajo, contratos, sueldos, etcétera, tenemos un cóctel bastante duro, que la propia población tiene que solventar, ya que como decía antes, absolutamente ningún gobierno ha tenido la suficiente imaginación, ni se ha dejado llevar por los comentarios del pueblo, que le ha solicitado de muchas formas y maneras el aligeramiento de todos los gastos superfluos del Estado. Llámense sueldos vitalicios, entidades municipales, coches con chófer y otro largo etcétera, que simplemente, repasando memes y chistes de las redes sociales, pueden hacer una larga lista, para lo que no necesitarían trabajo, ni asesores externos.

Necesitamos soluciones y las necesitamos ya

Necesitamos soluciones y las necesitamos ya. Está claro que la pensión o la jubilación es algo, que, con suerte, sabremos que lo tendremos en un futuro y como tal, no lo vemos hoy en día, pero si vemos hoy en día a los pensionistas que están manteniendo con su sueldo a sus familias, ayudando a sus hijos, sobrinos, amigos y en muchos casos, con cotizaciones bajas y, en consecuencia, siendo pensionados con bajas pensiones.

Pero ahora se pretende, con los comentarios y globos sonda que nos llegan, hacernos pensar y hacernos razonar que efectivamente, no nos queda otra más que cotizar más, trabajar más tiempo y ganar algo menos el día de mañana porque somos una generación de cambio y nadie se está dando cuenta de que cada generación tiene sus pros y sus contras, pero la nuestra es la que está permitiendo que todo esto esté ocurriendo.

Necesitamos el cómputo general del año de servicio militar, no como ahora en caso de necesidad, sino con carácter general. Al igual que el cómputo para aquellos que estén o hayan estado en pluriactividad en toda su vida laboral, los derechos de paro de quienes hayan estado cotizando, siendo familiares directos o indirectos de un autónomo, ya que en definitiva, se ha producido una entrega de cotización, sin el miedo al fraude, ya que si queremos hacer ese mismo fraude, podemos hacerlo a través de empresas de terceros y en definitiva, es volumen de cotizaciones que se potenciarían a nivel nacional  y en todo caso el mantenimiento fiscal de los antiguos beneficios por sistemas de ahorro privado, ya que hay que incentivar a aquellos que puedan realizarlo, porque al final de nuestras vidas laborales, todos nos vamos a encontrar y si durante el camino, alguien puede cambiar su mentalidad de futuro, mejor. Hay que hacer que el mercado laboral tienda a la modificación de los tipos de contratos, ya que los actuales son francamente perniciosos para la juventud, quienes tienen toda su vida por delante y van a tener pocas oportunidades de cotización, como algunos hemos tenido en su momento.

Incluso establecer un mínimo capital de jubilación por capitalización, de forma que podamos tener garantizado algo más en la pensión, siendo el Estado quien, a través de las aportaciones de los cotizantes, quien se encargue de capitalizar el dinero entregado por los cotizantes, como pensión complementaria a la de la Seguridad Social. Pudiendo a lo largo del tiempo utilizar ese capital, sin que ocurra como con el Fondo de las Pensiones, que poco a poco, ha ido decreciendo por las necesidades mal calculadas.

No hay que ser economista para saber que el Estado necesita mayor entrada de capital para realizar los pagos actuales y futuros.

La previsión con la covid nos está enseñando con las vacunas, con el mantenimiento de un stock para las posteriores inoculaciones. ¿Por qué no con nuestras pensiones? @mundiario

Pensiones: necesitamos soluciones y las necesitamos ya