A vueltas con el Next Generation Fund

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el presidente del PP, Pablo Casado. / RR SS
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el presidente del PP, Pablo Casado. / RR SS
La transparencia en la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) podría mejorar si las comunidades autónomas gobernadas por el PP siguen un esquema similar de información para los fondos que les corresponden.
A vueltas con el Next Generation Fund

Spain is different, se decía antes; y de una cierta forma continúa siendo cierto. La apuesta política del Gobierno Sánchez ha hecho posible un cambio cualitativo en la integración comunitaria, con la puesta en marcha de un mecanismo de inversión financiado con deuda común en respuesta a la covid-19; además, España se ha convertido en el segundo receptor de fondos en términos absolutos y en el alumno más aplicado en el diseño y puesta en marcha. Es el primer estado miembro en haber recibido el desembolso inicial de recursos, lo que indica la conformidad de programas y normas con lo establecido por la CE así como la celeridad con la que se han gestionado estas primeras etapas.

¿Somos diferentes? Sí, sobre todo porque el principal partido de la oposición se empecina en colocar trampas y tachuelas en el camino de la ejecución de los recursos recibidos –algo insólito en la Unión Europea–. El último empeño, la vana denuncia de un sesgo clientelar en la distribución regional de los recursos –para lo que se pone el visor sobre el destino de 9 millones de euros de un programa experimental, dentro de un total de más de 11.000 millones...–. Todo vale con tal de sembrar dudas que erosionen al Gobierno. Incluso interpelar a los organismos comunitarios, que han contestado al denunciante con sorpresa y cierto disgusto.

Lo cierto es que la asignación de fondos respeta la distribución competencial existente en España entre los diversos niveles de la administración, de forma que más de la mitad del total van a ser gestionados por entidades locales y comunidades autónomas. La distribución por regiones ha sido acordada en el seno de las Conferencias Sectoriales de cada ámbito (que reúnen a los representantes centrales y regionales), completando las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, sin que existiesen discrepancias significativas; y lo mismo sucederá en 2022.

El reparto entre regiones en el año pasado indica que de las seis principales beneficiarias cuatro están gobernadas por el Partido Popular (absorbiendo el 41% de los recursos totales). Es lo que corresponde, dada su dimensión y de acuerdo con los criterios globales acordados. Porque ésto es lo más relevante. Las Conferencias Sectoriales son el mecanismo de participación de las comunidades autónomas en la gestión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: pues bien, a lo largo del año las 22 conferencias existentes, incluida la específica para la gestión del Plan, han mantenido 59 reuniones para llegar a acuerdos. Éso es la co-gobernanza.

También ha sido denunciada por el principal partido de la oposición la falta de transparencia. Sin embargo, no solo la programación española ha sido ya validada por la UE; también lo están los procedimientos de gestión, control, transparencia y dación de cuentas, contemplados en el Operational agreement, hecho público hace algún tiempo. Se contemplan mecanismos para evitar desvíos y fraudes, se establece un sistema de control en tres fases (interno, externo y ex-post), que se suma al que funciona de manera habitual en la Unión Europea y se establece con carácter general el procedimiento de convocatorias públicas en concurrencia competitiva para la asignación a particulares, entidades o empresas. Hay una completa transparencia: un sistema de información accesible, con la creación de una página web específica con toda la documentación precisa; con Informes periódicos de cumplimiento (ya ha sido publicado el primero), así como Informes de actualización con cadencia semanal para seguir el progreso de las convocatorias. También se ha establecido un método de envío de información por regiones y entidades locales que permita realizar el seguimiento de la gestión.

Le diría al señor Casado que la transparencia en la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) podría mejorar… si las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular siguen un esquema similar de información para los fondos que les corresponden.

El reto es invertir los fondos de forma eficiente en los plazos previstos. Éso es lo que interesa a la ciudadanía porque permitirá mejorar sus condiciones de vida y modernizar nuestro país. No podemos fallar, porque le haríamos un gran daño al futuro de nuestro país, pero también al proyecto europeo: el éxito del Next Generation EU debe abrir el camino a un brazo fiscal permanente a escala comunitaria. @mundiario

A vueltas con el Next Generation Fund
Comentarios