Una vez controlado el déficit, a España le toca reducir la deuda

Sede de la Comisión Europea. / ec.europa.eu
Sede de la Comisión Europea. / ec.europa.eu

Antes de hablar de compartir nuevos riesgos –los eurobonos–, la canciller de Alemania, Angela Merkel, cree necesario reducir los riesgos en los mercados financieros. Traducido al castellano, quiere decir que países como España deben controlar su déficit y rebajar su deuda.

Una vez controlado el déficit, a España le toca reducir la deuda

Bruselas ha propuesto –al fin– un presupuesto común y eurobonos, pero a muy largo plazo, debido a la posición reticente de Alemania.

Antes de hablar de compartir nuevos riesgos –los eurobonos–, la canciller de Alemania, Angela Merkel, cree necesario reducir los riesgos en los mercados financieros. Traducido al castellano, quiere decir que países como España deben controlar su déficit y rebajar su deuda.

Un documento oficial de la Comisión Europea aboga por un activo seguro europeo, que permita la emisión conjunta de deuda pública, pero Bruselas deja los eurobonos de verdad –compartiendo riesgos entre todos los socios– para el largo plazo, a partir del año 2019. 

Berlín tendrá darse cuenta algún día de que si quiere liderar Europa debe reconocer su triste realidad, con muchos países con altas deudas y un desempleo excesivo

Berlín tendrá darse cuenta algún día de que si quiere liderar toda Europa debe reconocer su triste realidad, con muchos países con altas deudas y un desempleo excesivo, donde la mediocre recuperación no es capaz de revertir “las divergencias económicas y sociales que han emergido”. Y esto no lo dicen los populistas ni la izquierda radical, sino la propia Comisión Europea.

Entre tanto, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, sigue quejarse de que los escándalos empañan su política económica, pero desde Bruselas también le afean aquello de lo que tanto presume. De hecho, la Comisión Europea acaba de advertir a España de que seguirá tutelada por su elevada deuda.

A Luis de Guindos, ministro de Economía, primero tocó reducir el déficit público y ahora le toca rebajar la deuda acumulada, por lo que tardará en haber noticias alegres en la economía española. Objetivo: reducir la deuda al 60% del PIB, partiendo de casi un 100%. España ya fue advertida por escrito.

Una vez controlado el déficit, a España le toca reducir la deuda
Comentarios