Buscar
SEMrush

Venezuela, en plena crisis, sigue aumentando su deuda con China

El presidente Nicolás Maduro se encuentra en el gigante asiático para fortalecer relaciones diplomáticas. “Nos vemos dentro de unos días con grandes logros”, dijo el mandatario antes de salir, refiriéndose al nuevo préstamo que concederán los chinos y que podría darle un respiro frente a la crisis económica que atraviesa el país caribeño.

Venezuela, en plena crisis, sigue aumentando su deuda con China
Xi Jinping, presidente de China; y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS.
Xi Jinping, presidente de China; y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS.

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

Esta semana el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se presentó en una nueva cadena nacional de radio y televisión para sencillamente anunciar que partía de viaje a China con motivo de fortalecer las relaciones diplomáticas con el gigante asiático. Invitado por el presidente Xi Jinping, el mandatario venezolano y su comitiva prolongaron su visita hasta el sábado, pero tras este viaje que no estaba previsto en la agenda presidencial, reside un nuevo movimiento del gobierno venezolano para poder respirar frente a la grave crisis que atraviesa el país caribeño: la concesión de un nuevo préstamo.

China se ha convertido, junto a Rusia, en uno de los grandes aliados de Venezuela frente a la presión internacional y las múltiples polémicas que enfrenta el Ejecutivo de Maduro. No es casualidad. Porque Venezuela ya cuenta con una gran deuda con China que seguirá aumentado tras préstamo de hasta 5.000 millones de dólares que Pekín abonará para poder invertir en la destruida industria petrolera venezolana.

“Nos vemos dentro de unos días con grandes logros”, se despedía Maduro antes de abordar el avión que lo llevaría ante el mayor prestamista del país. No sorprende la alegría del presidente al haber acordado un pacto con su homólogo, puesto que los tratos de ambas naciones se basaban específicamente en el petróleo, el cual Venezuela tiene en abundancia, pero el cual no produce en abundancia desde hace un tiempo, además de las caídas del precio a niveles internacionales.

El préstamo de 5.000 millones de dólares tendrá un periodo de gracia de seis meses, según informó la firma Ecoanalítica, de Caracas. Simón Zerpa, ministro de Economía y Finanzas venezolano, confirmó a Bloomberg News desde Pekín el monto del préstamo y que el mismo será devuelto con petróleo o efectivo.

Al llegar a China, Maduro expresó que espera que su nueva visita sea el comienzo de “una nueva era en las relaciones entre China y Venezuela”. “Vamos a engrandecer todo lo que ya construimos junto al comandante Chávez y hemos construido en estos años de brega, de trabajo”, añadió el mandatario.

Por su lado, el ministro de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, expresó que ambos países están finalizando una nueva serie de acuerdos cuyos detalles se darán a conocer en el momento oportuno. “La situación interna está mejorando y el gobierno de Venezuela está promoviendo activamente reformas económicas y financieras”, dijo el ministro sobre la crisis que atraviesa el país caribeño.

Creo que una Venezuela en constante desarrollo está en los intereses de todos (…) Esta visita del presidente Maduro es beneficiosa para la confianza mutua de ambas partes”, agregó Shuang

Desde el lunes, el ministro Zerpa y la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez se encuentran en China afinando los detalles del nuevo préstamo que China concederá a Venezuela. Estas relaciones se remontan al año 2008, desde el cual el país caribeño exporta parte de su crudo hasta Pekín. Se desconoce el monto exacto al que asciende la deuda con China, pero se ubica entre 50.000 millones de dólares y unos 70.000 millones de dólares, según los cálculos de Ecoanalitica. Cuando Venezuela gozaba de la crecida del petróleo y la excelente producción que registraba, este tipo de acuerdos funcionaba, pero actualmente con un país colapsado es difícil que pueda hacer frente a la deuda. @mundiario