Tres útiles consejos para terminar con el síndrome postvacacional

Sindrome Postvacacional. dreamstime.com
Sindrome Postvacacional. / dreamstime.com

El verano está a punto de terminar y regresar al trabajo puede parecer una pesadilla, por eso Adecco ofrece algunos útiles tips para aligerar el nuevo comienzo.

Tres útiles consejos para terminar con el síndrome postvacacional

Llega septiembre y con él la etapa final de las vacaciones de muchos. Es momento de regresar al trabajo y a las labores cotidianas, pero seguro unos cuantos ahora se encuentran sumidos en el síndrome postvacacional, una patología transitoria, que afecta significativamente el bienestar de los trabajadores, cuando estos se enfrentan a un proceso de readaptación a la rutina después de un periodo de vacaciones.

Este síndrome es más común de lo que se cree. De hecho, un estudio publicado recientemente por la empresa Adecco, ha revelado que uno de cada tres trabajadores sufre este trastorno cuando finaliza el verano, mientras que alrededor de otro 66%presenta un cuadro de fatiga o estrés relacionado directamente con una incorrecta adaptación a la rutina.

Los números resultan especialmente llamativos, por lo que la compañía de recursos humanos con base en Glattbrugg, Opfikon, Suiza, ha presentado algunos consejos para aliviar el malestar causado por el síndrome postvacacional:

> Adaptar los horarios de sueño. Según Adecco, la mejor forma de combatir el síndrome postvacacional es adelantándose al mismo. En ese sentido, la compañía recomienda adoptar hábitos durante el verano, para que luego el regreso a la rutina no nos afecte tan duramente. Una buena opción es adaptar los horarios de sueño en vacaciones, es decir, mantener una rutina de descanso no muy alejada de las horas que se manejan en las jornadas laborales para que el organismo no se acostumbre a ello y luego la rutina sea más difícil de sobrellevar.

> Levantarse más temprano. Llega el día de regresar al trabajo y por más que intentes evitarlo el síndrome postvacacional ya comienza a hacer estragos. Ante ello, la mejor recomendación es tener un poco de fuerza de voluntad. Ciertas técnicas pueden ayudar, como, por ejemplo, levantarse un poco más temprano de lo habitual para ir al trabajo. Esto contribuye a que el cuerpo despierte progresivamente y al momento de la entrada a la oficina la pereza y el desánimo no se adueñe de nuestro puesto.

> Evitar grandes cargas de trabajo. Como hemos explicado, el síndrome postvacacional no es una enfermedad sino más bien una patología transitoria. Es decir, una etapa de adaptación, la cual suele durar tan solo unos días o semanas. Por eso lo ideal es regresar al trabajo con las mejores energías, pero sin saturarnos desde el primer momento. Evita las grandes cargas de trabajo si te sientes estresado o ansioso a causa de la vuelta la rutina. Es mejor concentrarse en algunas pocas cosas y realizarlas bien, a sumergirse en una lista infinita de tareas y labores que no se podrán completar.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.

 

Tres útiles consejos para terminar con el síndrome postvacacional