La Unión Europea exige ser como una mesa de cuatro patas

Billetes de euro. / Jmarior.net
Billetes de euro. / Jmarior.net

El euro exige una política monetaria común, una política fiscal común, una política laboral común y una política presupuestaria común. De esa forma la mesa de la Unión Europea estaría equilibrada y no como ahora, inestable.

La Unión Europea exige ser como una mesa de cuatro patas

Las políticas monetarias ultra expansivas que se están aplicando a diestro y siniestro tienen consecuencias. Se supone que la política monetaria debe ser rápida, masiva y abundante pero corta en el tiempo. Sin embargo, la política monetaria no siempre reúne estas condiciones. Así, se ha instalado un período largo de abundante liquidez en Japón durante 15 años y en los demás países pongamos 10 años. de hecho, tenemos dólares por todas las esquinas.

Por el contrario, cuando había un patrón, el dinero fiduciario era excepcional y de períodos cortísimos. Y hay algo más: antes el ahorro era la base del crédito y los intereses tenían sus mínimos, que solían no bajar del 2%, igual que ahora.

En la UE la única política común es la monetaria, pero por esta razón, al ser la única, a veces chirría en los estados

Simultáneamente, preguntémonos cómo habrá crecido la base monetaria y qué resultados obtuvo. También podemos reparar en los resultados de los países occidentales han seguido en menor cuantía la misma política.

Tal vez confirmemos entonces que la Unión Europea exige ser como una mesa de cuatro patas, con una política monetaria común, una política fiscal común, una política laboral común y una política presupuestaria común. De esa forma la mesa estará equilibrada y no como ahora. Su única política común es la monetaria, pero por esta razón, al ser la única, a veces chirría en los estados.

La Unión Europea exige ser como una mesa de cuatro patas
Comentarios