UGT y CC OO se desmarcan de la huelga general del 3-O convocada en Cataluña

Camil Ros, líder de UGT vota en el referéndum del 1-O. / Twitter.
Camil Ros, líder de UGT vota en el referéndum del 1-O. / Twitter.

Las confederaciones apuestan por movilizaciones contra la violencia y la represión del Gobierno del PP, pero evitan apoyar deliberadamente la gran iniciativa para este martes.

UGT y CC OO se desmarcan de la huelga general del 3-O convocada en Cataluña

UGT y CC OO han emitido un comunicado conjunto para anunciar que no tienen nada que ver con la huelga general convocada en Cataluña. El comunicado llega justo en el momento en que sus principales líderes explicaban a los medios de comunicación cuáles eran sus planes para este martes. Las confederaciones han sido claras en sus posiciones. "CC OO y UGT no convocamos la huelga general del día 3 de octubre. Las organizaciones en Cataluña han hecho un llamamiento a participar en movilizaciones de denuncia de los excesos que se produjeron el 1 de octubre con otras entidades sociales catalanas, pero no a la huelga convocadas por otros sindicatos. En ningún caso vamos a avalar posiciones que den cobertura a la declaración unilateral de independencia", reza el texto.

En simultáneo, los sindicatos han convocado a la prensa en Barcelona. Su discurso, eso sí, no es tan directo y han lanzado una llamada a la movilización, aunque mas bien escueta. De entrada, el secretario general de Comisiones Obreras, Javier Pachecho condena los ataques del domingo como " uno de los ataques a la democracia más graves. Quedará en el recuerdo de la vergüenza para mucho tiempo y tiene que tener una respuesta contundente por parte de la sociedad. No hay ninguna razón política ni ideológica que justifique lo que ocurrió. Queremos denunciar el carácter autoritario del gobierno del PP". "La desproporción de la actuación policial en los colegios electorales lo ha desbordado todo", secundó Camil Ros, secretario general de UGT.

Nada de huelgas

Ros, quien lidera a UGT también en Cataluña, dejó claro que no está convocando a una huelga. "No estamos ante una huelga general. Es una parada política que la llamamos parada de país. Va más allá. Mañana ante la respuesta desproporcionada, la respuesta proporcionada de la sociedad catalana tiene que ser cívica, democrática y respetuosa en las calles y centros de trabajo. No es una huelga contra las empresas. Por ello, hay que llegar a acuerdos con las empresas para ver qué se hace mañana", explicó.

Así, siguió Ros, lo que están haciendo es más bien llamar " a la participación, a llegar a acuerdos, a que se hagan actos dentro y fuera de los centros de trabajo, en plazas y calles. No estamos delante de la convocatoria de si la huelga general de uno u otro. Estamos delante de la unidad para demostrar al Gobierno del Estado y de la Unión Europea que es necesaria una respuesta. Y que en los momentos más tensos es la hora de pedir diálogo". "No entramos en otros debates. No es el debate del sí o del no, no es el debate del 1 de octubre, ni de lo que pueda pasar esta semana".

Pacheco, entretanto, apuntó a que los suyos se unan a "“una movilización que tenga una respuesta proporcional al pisotón de los derechos fundamentales que se hizo ayer (domingo)". De paso, agregó que las movilizaciones no pueden costarle un solo centavo a los trabajadores. "No solo lo pueden cargar en los trabajadores, sino del conjunto de la sociedad civil catalana, también de las élites sociales. Debe ser una respuesta conjunta y consensuada”, dijo.

Petición de diálogo

Ambas confederaciones han recordado que su postura ante este conflicto fue clara y directa desde un inicio. "UGT y CC OO hemos instado repetidamente a encauzar la situación y el conflicto político existente en Cataluña a escenarios de diálogo entre partidos y Gobiernos. Negociación, deliberación y democracia son la vía", cita El País al mismo comunicado. "Hemos hecho un llamamiento a sustituir la estrategia de la tensión y el enfrentamiento por la del diálogo y la negociación. Nadie puede negar, por tanto, que ambas organizaciones hemos hecho una apuesta inequívoca por situar en cauces distintos a los que han conducido a escenarios tan indeseados como los vividos el domingo, 1 de octubre, y que ya valoramos en la declaración conjunta de ambas confederaciones sindicales", añade el texto.

Ambos han marcado distancias también con Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, y el Govern. "Las declaraciones del president Puigdemont en la noche del 1 de octubre no dejaron lugar a dudas de que la única estrategia política que contempla el Govern es la Declaración Unilateral de Independencia (DUI). Siendo esto así, UGT y CC OO decimos claramente que no avalamos esa posición ni esa estrategia política".

En relación a la salida al conflicto en Cataluña, ambas apuestan por "la vía de la negociación política e institucional para reconducir el conflicto". Así las cosas, el comunicado agrega que las dos tomarán "iniciativas en el conjunto del Estado para emplazar a que se articule una propuesta política. El Gobierno de España debe abrir un escenario de diálogo y una propuesta con contenidos. La ciudadanía española debe obligar al Gobierno a abrir ese camino. Instamos igualmente al Govern de la Generalitat a no proceder a ninguna medida unilateral más, especialmente a la declaración de independencia".

UGT y CC OO se desmarcan de la huelga general del 3-O convocada en Cataluña
Comentarios