Buscar

MUNDIARIO

La UE responde al ataque de Trump e impone aranceles por 2.800 millones de euros

Los gravámenes entraran en vigor a partir del próximo 22 de junio y recaerán, entre otros, sobre productos como el maíz dulce, el zumo de naranja o los arándanos.

La UE responde al ataque de Trump e impone aranceles por 2.800 millones de euros
Banderas de Europa y EE UU. / RR SS
Banderas de Europa y EE UU. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Europa también devuelve el golpe a Estados Unidos. La Unión Europea había dejado claro que no se quedaría de brazos cruzados ante el ataque de Donald Trump contra sus intereses y este miércoles ha activado aranceles por 2.800 millones de euros a productos estadounidenses.

Los gravámenes entraran en vigor a partir de este jueves 22 de junio y recaerán, entre otros, sobre productos tan importantes como el maíz dulce, el zumo de naranja, los arándanos, el whisky, el tabaco, los tejanos, las motocicletas y maquillajes, tal y como Bruselas había notificado a mediados de mayo a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La suma de los aranceles impuestos, en un principio, apunta hacia los 2.800 millones de euros, sin embargo, los representantes del bloque comunitario han explicado que probablemente se impongan medidas por valor de otros 3.600 millones más adelante, esto con el objetivo de igualar el perjuicio que sufren los Estados miembros gracias a la política proteccionista del inquilino de la Casa Blanca.

“No queríamos estar en esta posición. Sin embargo, la decisión unilateral e injustificada de Estados Unidos de imponer aranceles en el acero y aluminio europeos significa que no tenemos otra opción”, subrayó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, por medio de un comunicado.

En esa línea, la Unión Europea ha dejado claro que desde ahora la guerra la dirigirá Estados Unidos. La cuestión es simple: si Washington da marcha atrás con los aranceles al acero y el aluminio, Bruselas responderá de la misma forma.

De esta forma, todo parece indicar que la batalla comercial apenas acaba de comenzar. Donald Trump, lejos de dar su brazo a torcer, ha informado que ha ordenado estudiar otros 200.000 millones de euros en aranceles a productos de China como represalia a las medidas impuestas por Pekín. Por lo que no sería una sorpresa que el próximo movimiento sea contra el Viejo Continente. @mundiario