Buscar

MUNDIARIO

La UE y Brasil proponen una reforma a los subsidios agrícolas para ayudar a países en desarrollo

El plan conjunto otorgaría mayor libertad a los mercados emergentes para obtener un apoyo agrícola mucho más generoso.

La UE y Brasil proponen una reforma a los subsidios agrícolas para ayudar a países en desarrollo
Los países emergentes quieren mejores condiciones con relación al mercado agrícola global. / RRSS
Los países emergentes quieren mejores condiciones con relación al mercado agrícola global. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

La Unión Europea y Brasil han dicho a la Organización Mundial del Comercio que están dispuestos a otorgar generosos subsidios agrícolas para reformar un panorama del comercio mundial ampliamente visto como apilado contra los países emergentes.

Los intentos de la OMC de crear una arquitectura global para las redes de comercio internacional han tropezado repetidamente con el tema de los subsidios agrícolas, por ser políticamente complejo. La UE tiene una agenda comercial ampliamente liberalizadora y quiere reducir los subsidios que obstruyen el flujo eficiente de bienes en todo el mundo y que bloquean los grandes acuerdos de libre comercio.

Bruselas, sin embargo, es también un gran agricultor y subsidia el 40 por ciento de su presupuesto en pagos agrícolas, provocando quejas de países más pobres que simplemente no pueden competir. Los países en desarrollo también protestan por el hecho de que las instituciones financieras globales constantemente les aconsejan evitar pagar subsidios.

Estas frustraciones se produjeron a principios de este año, cuando el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, bromeó: "La Unión Europea paga suficientes subsidios para que cada vaca de Europa pase por todo el mundo de primera clase y todavía tiene dinero".

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, y su contraparte comercial, Cecilia Malmström, anunciaron su propuesta conjunta con Brasilia el lunes para limitar las "distorsiones del mercado". Agregaron que fue apoyado por Colombia, Uruguay y Perú. Esta propuesta será discutida en una importante reunión ministerial de la OMC en Buenos Aires en diciembre.