Buscar

MUNDIARIO

La UE apoya el plan presupuestario español pero dice que la deuda es muy alta

Se trata de una percepción que comprueba que Bruselas considera las medidas económicas del Gobierno español como administrativa y financieramente insostenibles por la presión de la recesión sobre las cuentas públicas estatales.
La UE apoya el plan presupuestario español pero dice que la deuda es muy alta
El comisario de Economía de la Unión Europea, Paolo Gentiloni / El País.
El comisario de Economía de la Unión Europea, Paolo Gentiloni / El País.

La cuarta economía de la Unión Europea tiene que revisarse, pues las cifras no cuadran en torno al enorme déficit y a la gran capacidad, negativa por supuesto, de emitir deuda que posee España. Mucha captación de capitales sin compensar la balanza de pagos para que sea financieramente sostenible el Estado español. Bruselas tiene la lupa puesta sobre esa situación.

Y es que la Comisión Europea (CE) aprobó este miércoles el plan de Presupuestos para 2021 que le remitió el Gobierno español porque, según dijo, “está alineado a su recomendación de hacer lo necesario frente a la pandemia de coronavirus”, pero pidió “prestar atención a la sostenibilidad fiscal a medio plazo por el alto nivel de deuda”, expresó en un comunicado. 


Quizás también te interese:

España recibe 4.000 millones más en préstamos del fondo de la UE contra el desempleo


Esto implica que Europa considera que España tiene el sistema logístico y financiero necesario para atender el impacto económico de la pandemia de covid-19. Sin embargo, la brecha entre ingresos y egresos del Gobierno cohíbe a la administración de Pedro Sánchez de contar con nuevos financiamientos para atender los mecanismos de alicio socioeconómico al shock de la crisis del coronavirus. 

"La mayoría de las medidas expuestas en el borrador del plan presupuestario de España apoya la actividad económica en un contexto de considerable incertidumbre", señala el Ejecutivo comunitario en su opinión sobre el plan enviado el 15 de octubre, publicada este miércoles, reseñó la agencia EFE.

Se trata de una percepción que comprueba que Bruselas considera las medidas económicas del Gobierno español como administrativa y financieramente insostenibles por la presión de la recesión sobre las cuentas públicas estatales. @mundiario