La UDC tiene investigaciones preliminares abiertas sobre negocios privados del profesorado

Carlos Aymerich. / udc.es
Carlos Aymerich. / udc.es

Su secretario general, Carlos Aymerich, explica a MUNDIARIO su versión ante las informaciones de este periódico sobre profesores de las universidades públicas que compatibilizan sus puestos a tiempo completo con negocios educativos privados.

La UDC tiene investigaciones preliminares abiertas sobre negocios privados del profesorado

La Universidade da Coruña (UDC) reconsideró su silencio inicial ante las informaciones de MUNDIARIO sobre los negocios del profesorado y decidió ofrecer su versión. En declaraciones a este periódico, el secretario general de la UDC, Carlos Aymerich, admitió que el equipo de gobierno del rector Julio Abalde tiene varias "investigaciones preliminares abiertas", como parte de su "firme compromiso" a favor del cumplimiento de la legalidad en materia de incompatibilidades. En ningún momento habló de casos concretos, salvo para poner en contexto una frase atribuida a su rector, a preguntas de MUNDIARIO.

La UDC no tiene inspección de servicios y para eludir ese vacío aguarda la creación de un servicio de inspección autonómico

Según explicó Carlos Aymerich, la UDC no tiene inspección de servicios y para eludir ese vacío aguarda la creación de un servicio de inspección por parte de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia, que podría hacerlo al amparo de una ley ya aprobada en el Parlamento autonómico.

En ausencia de ese servicio de inspección, la UDC asegura que ha compilado los reglamentos existentes al objeto de difundir una circular entre el profesorado, a modo de guía práctica. Desde la Universidade da Coruña creen, en consecuencia, que la primera obligación de cumplir esas normas es de los docentes, lo cual consideran que sucede "habitualmente". Cuando no es así, la UDC asegura que actúa ante una denuncia.

"Actuamos tratando de regularizar la situación, como se hizo por ejemplo en Arquitectura, a propósito de los trabajos externos de los arquitectos docentes", comentó el secretario general de la Universidade da Coruña. En otros casos, se abre una investigación preliminar y después un expediente disciplinario, algo que la UDC admite que es "bastante complicado que salga adelante".

¿Lo hace "muy bien" un profesor a tiempo completo con negocios privados?

A propósito de una frase atribuida al rector de la UDC, Julio Abalde, en una junta de personal, en el sentido de que un determinado profesor a tiempo completo con negocios privados "lo hace muy bien", Carlos Aymerich señaló que no le consta esa frase pero que en el supuesto de que fuese pronunciada por el rector sería "en un sentido irónico" y habría que situarla "en su contexto" para poder comprenderla bien.

Estas declaraciones del secretario general de la Universidade da Coruña se producen tras conocerse que algunos profesores de las universidades públicas "compatibilizan" sus puestos públicos con negocios educativos privados de enseñanza superior en el ámbito de los postgrados y másteres. Según ha sabido MUNDIARIO, organizaciones sindicales con presencia en el sector siguen actualmente la pista de casos en toda España, algunos "muy notorios", al tener dedicación a tiempo completo en la Universidad pública. La ley es clara al respecto y el Estatuto  Básico del Empleado Público (EBEP) en su articulo 53 (comportamiento ético), apartado 5, indica: "se abstendrán de toda actividad privada o interés que pueda suponer un riesgo de plantear conflictos de intereses con su puesto público".

En el caso de la UDC, la documentación de "los casos más controvertidos" obra en poder del rectorado "desde antes del verano de 2012", según precisa una representación del profesorado.

Análisis sobre un asunto controvertido
"Un profesor puede hacer muchas cosas lícitamente además de dar clases en la Universidad pública", titula su análisis en MUNDIARIO el profesor de la Universidade de Vigo Fernando Ramos, doctor en Derecho y en Ciencias de la Información. Según explica, "todo profesor universitario puede dedicarse a la producción y creación literaria, artística, científica y técnica, así como a las publicaciones derivadas de aquellas, siempre que no se originen como consecuencia de una relación de empleo o de prestación de servicio".
El gran problema de la Universidad y de la educación pública es la precariedad, según otro análisis del profesor Manuel Menor, también publicado en MUNDIARIO. Este experto español en educación constata que hay irregularidades, si bien considera que la crisis económica ha hecho aflorar "grietas más profundas", producto de "viejas tensiones estructurales sobre proyectos sociales muy divergentes". Manuel Menor observa que "no ha habido un control exhaustivo de lo que dice el mencionado artículo 53 del Estatuto Básico del Empleado Público", aunque matiza que "últimamente se controlan más". También alerta de que una empresa privada -que no sea universidad privada o centro adscrito a la misma- no puede ofrecer titulaciones oficiales y denuncia que es "bastante antigua" la sospecha sobre muchas fundaciones como "tapaderas de negocios", por lo que "no sería de extrañar que cualquier día la inspección de Hacienda lo evidenciara ante los tribunales".

 

La UDC tiene investigaciones preliminares abiertas sobre negocios privados del profesorado
Comentarios