Los turistas españoles ayudaron a paliar la caída de los extranjeros

Imagen de Mallorca. / Mundiario
Imagen de Mallorca.
La afluencia de viajeros de otros países fue notable en todo el país, según las estadísticas que difundió el INE.
Los turistas españoles ayudaron a paliar la caída de los extranjeros

Los turistas nacionales han ayudado a los hoteles a equilibrar sus balanzas ante la caída de afluencia de turistas extranjeros. Así, en julio de este año las pernoctaciones de viajeros españoles aumentó en un 1,1% en comparación al mismo mes del año pasado. De acuerdo al INE, Baleares y Canarias registraron menos noches de hotel que en 2018 para las vacaciones de verano. Puesto que el número de turistas que recolecta este dato aumenta un poco, el descenso de las pernoctaciones se debe al tiempo promedio de la estancia; en julio fue de 3,6 noches, un 2,1% menos que en 2018.

El sector turístico viene en bajada desde el año pasado, justo cuando se quedó muy lejos de las alentadoras cifras de 2017. Exceltur, uno de los principales lobbys turísticos, repitió que la demanda, especialmente la de personas de otros países, medida en su estancia en diversos hoteles, está en caída libre.

Este último mes de julio los hoteles españoles hospedaron a un total de 12,1 millones de personas, un 3,3% más que el año pasado. No obstante, las pernoctaciones aumentaron solamente un 1,1% y subieron hasta los 43,2 millones, todo a raíz de que las pernoctaciones son cada vez más cortas. Esto se debe a la demanda de españoles, que dejan espacios abiertos para extranjeros. Los residentes en el territorio nacional sumaron 14,8 millones de noches de hotel el mes pasado, un aumento del 4,65%, en tanto que los extranjeros llegaron a 28,4 millones de noches, el equivalente a un 0,6% menos.

Al hacer el recuento por autonomías, Baleares registró una caída del 1,45% con todo y sus 10,6 millones de visitantes. Este descalabro fue mayor entre los extranjeros, del 1,55% hasta las 9,8 millones de noches, en tanto que las de los españoles se quedaron en un -0,16%. En los hoteles de Gran Canaria, en cambio, hubo una subida del 12,3% de turistas españoles pero eso no fue suficiente para nivelar la caída de demanda extranjera (-4,65%), y por lo tanto no impidió que se pagaran menos noche de hotel, quedando en 6,25 millones, un 2,3% menos que en julio de 2018.

Por otra parte, se resaltan también los aumentos de las estancias en Asturias, con un aumento de hasta el 9,56%, registrando más de medio millón; Galicia, con un 6,72%, que son 1,2 millones; e incluso Madrid, con 2,2 millones. Cataluña, por su parte, pasó de las 8 millones de pernoctaciones, una subida del 2,53%.

Durante el mes pasado, los hoteles del país mantuvieron una ocupación del 70,97%, un poco más que el 74,84% del año pasado. Las comunidades que encabezaron esta estadística fueron Baleares y Canarias, con un 87,13% y un 77,65%, respectivamente.

En relación al negocio de los hoteleros, el índice de precios se disparó en un 1,1% en la tasa interanual, siguiendo la línea de la inflación generalizada. Como sea, se ralentizó cinco décimas en comparación a la subida del mismo mes del año pasado. Un tanto más importante es el RevPAR, el ingreso que queda por cada habitación disponible, un indicador que combina el precio de la habitación con la ocupación. En el total en toda España, este ingreso fue de 76,91 euros por noche, un 2,52% más que en 2018. Pese a que Baleares reportó el RevPAR más alto, con un total de 111,41 euros, también fue la única que sufrió un recorte, en este caso del 0,09%. En 2018, el ingreso por cada cuarto subió en el equivalente al 6,5%. En Canarias, el RevPAR quedó en 78,29 euros, es decir un 0,6% más. En Cataluña, el indicador se disparó en un 5,81% hasta los 86,65 euros, y en Madrid un 7,62% hasta los 62,49 euros, explica El País.

Las tarifas medias diarias llegaron a los 102,8 euros, un 1,7% más en relación al mismo mes del año pasado. Nuevamente, un aumento que queda lejos del 3,12% de 2018 y el 5,64% de 2017. Baleares fue la comunidad con la cuota más cara, con 124,8 euros por cuarto, un precio que no se movió desde el año pasado, seguida de Cataluña, con 109,32 euros, una subida del 4%. En la Comunidad Valenciana el precio medio fue de 93,42 euros, un 2,36% menos que el año pasado. @mundiario

Los turistas españoles ayudaron a paliar la caída de los extranjeros
Comentarios