Buscar

MUNDIARIO

Trump pone en peligro la firma del nuevo acuerdo comercial con China

El presidente estadounidense ha promulgado la ley de la democracia en favor de las protestas en Hong Kong. La iniciativa, aprobada por el Congreso en octubre, había provocado el rechazo de Pekín. 

 

Trump pone en peligro la firma del nuevo acuerdo comercial con China
Donald Trump. / Twitter
Donald Trump. / Twitter

Donald Trump estaría a punto de dinamitar las negociaciones para la firma del nuevo acuerdo comercial con China. El presidente de EE UU promulgó este miércoles la llamada “Ley de Democracia” de Hong Kong. Esta iniciativa, aprobada en octubre pasado por las dos cámaras del Congreso, reafirma el apoyo del país a la región semi-autónoma de China que hace meses atraviesa varias protestas por parte de sectores pro democráticos. 

Hong Kong, antigua colonia británica y ahora región china semiautónoma, se encuentra desde hace meses sacudida por manifestaciones de ciudadanos que acusan a Pekín de entrometerse en las libertades prometidas cuando el Reino Unido devolvió el territorio a China en 1997.

“He firmado los proyectos por respeto al presidente Xi (Jinping, presidente de China), China y la gente de Hong Kong. Se aprueban con la esperanza de que los líderes y representantes de China y Hong Kong logren resolver sus diferencias de manera amigable y esto lleve a una situación de paz y prosperidad de largo plazo", indicó Trump en un comunicado en ocasión de la firma. 

La ley firmada por Washington pone fin al estatuto comercial especial para Hong Kong a menos que el Departamento de Estado certifique anualmente que las autoridades de la ciudad respetan los derechos humanos y el Estado de Derecho. En pocas palabras, le permite al presidente de EE UU a identificar y sancionar a las personas responsables de la erosión de la autonomía y los graves abusos a los derechos humanos en Hong Kong.

La iniciativa ya había provocado el rechazo de China. El Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante de Asia convocó al embajador de Estados Unidos, Terry Branstad, para protestar contra la aprobación por parte del Congreso.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Zheng Zeguang, apremió a Washington “para que corrija sus errores y deje de entrometerse en los asuntos de Hong Kong y de interferir en los asuntos internos de China”. En Pekín retratan a los manifestantes como violentos separatistas y se enfurece ante cualquier interferencia extranjera en el asunto. 

Como sea, China había advertido que tomaría medidas retaliatorias si Trump aprobaba la ley. Y dicha situación podría reflejarse en las negociaciones para la firma de la fase uno del nuevo acuerdo comercial con EE UU. De hecho, en los últimos días, las delegaciones negociadoras habían logrado importantes avances para desbloquear la situación. @mundiario