Buscar

MUNDIARIO

El Tribunal Supremo analiza si la banca podrá vender créditos con sus tarjetas 'revolving'

Los bancos privados aspiran a cobrar una tasa anual del 20% a los créditos otorgados a sus clientes mediante tarjetas de pago aplazado.
El Tribunal Supremo analiza si la banca podrá vender créditos con sus tarjetas 'revolving'
Agencia del Banco Santander en Madrid.
Agencia del Banco Santander en Madrid.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El sistema bancario español quiere captar más capitales frescos provenientes de una vía que los ciudadanos no están acostumbrados a tomar. Por esa razón, el Tribunal Supremo analiza este miércoles sobre si procede a aprobar los llamados créditos 'revolving' o créditos aplazados en la banca privada del país, de la cual la entidad otorgadora del crédito podrá cobrar hasta un 20% en TAE (tasa anual equivalente).

Con respecto a esa medida con la cual la red bancaria nacional se frota las manos, los españoles no ven con buenos ojos el hecho de que les sea cobrada una tajada del 20% de sus fondos destinados al consumo por concepto de créditos, dado que es un mecanismo tradicionalmente usado en España, pero en la forma tradicional de pago mediante cuotas mensuales y no en la modalidad de crédito aplazado, es decir, un pago postergado por el banco con acumulación de intereses para una fecha a mediano o largo plazo, lo cual afecta la solvencia del cliente y sus finanzas personales.

En ese sentido, la Justicia tiene que decidir si cobrar de media un 20% TAE —con muchos casos ya juzgados que oscilan entre el 24 y el 27%— es usura y, por lo tanto, ilegal, pues la banca apela a ese porcentaje que los tarjetahabientes perciben, precisamente, como un acto de "usura" por parte del banco acreedor.

La banca, que tiene préstamos ligados a tarjetas de crédito y revolving por valor de 13.600 millones de euros, se juega mucho, pues si no se aprueba el cobro 20% TAE, podría verse afectado el flujo de caja en la cartera de créditos y dividendos de esa área en todo el sector bancario privado. El alto tribunal estudia un caso concreto de una clienta de WiZink, pero su conclusión sentará jurisprudencia y afectará a millones de clientes potenciales.

Los magistrados de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo se reúnen hoy en pleno para votar si los intereses de estos productos financieros son usura o no y si su funcionamiento es transparente. Se trata de una modalidad de financiamiento relativamente nueva en España y que, además, todavía no es del todo bien aceptada en el mercado, lo cual haría venir abajo las proyecciones corporativas y análisis de beneficios netos de muchos bancos privados que apostaron por el lanzamiento de ese tipo de producto. El fallo podría conocerse a lo largo del día o más adelante si las deliberaciones se alargan. @mundiario