Buscar

MUNDIARIO

El tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles se reduce un 97% por la crisis sanitaria

El sector busca mantener un nivel de liquidez y solvencia en la industria aérea española con el objetivo de garantizar la operatividad de su infraestructura.
El tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles se reduce un 97% por la crisis sanitaria
Aeropuerto Barajas-Madrid / telemadrid.com
Aeropuerto Barajas-Madrid / telemadrid.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El flujo del tráfico aéreo en España, uno de los principales destinos turísticos de Europa, se ha visto obstruido y paralizado por el agresivo avance de la pandemia de coronavirus que azota al planeta. 

Y es que el gremio de la aviación comercial española Aena anunció que congelará su plan de inversiones e implementará un plan de ahorro de costes con la renegociación de los contratos de servicios (seguridad, limpieza, mantenimiento, etcétera) con el fin de proteger su reserva de caja para hacer frente al impacto de la crisis de la Covid-19, según aseguró la compañía en un hecho relevante remitido este jueves a la CNMV.

Esta medida busca mantener un nivel de liquidez y solvencia en la industria aérea española con el objetivo de garantizar la operatividad de su infraestructura una vez que culmine esta crisis sanitaria, que ha convertido a España en el segundo país con más casos de contagios y muertes por coronavirus en todo el mundo. 

Las medidas de restricción de tráfico aéreo adoptadas tras la declaración de alarma han producido una disminución del volumen de pasajeros en los aeropuertos españoles del 97%. Es decir, solo 3 de cada 100 viajeros pisan los aeropuertos respecto a hace exactamente un año.

Esto implica que la demanda se ha contraído a un nivel en el que podría llevar el PIB comercial del sector aéreo español a una contracción del 20% con posibles pérdidas de más de 150 millones de euros, tomando en cuenta que el sector aeronáutico global perderá más de 100.000 millones de dólares al final de 2020 por la pandemia, según advirtió hace semanas la IATA.

El consejo de administración de Aena propuso distribuir un dividendo de 7,58 euros brutos por acción con cargo al resultado del ejercicio 2019, en el que obtuvo un beneficio neto de 1.442 millones de euros, un 8,6% más que en el ejercicio anterior. Este dividendo, que supone distribuir el 80% del resultado neto y representa un incremento del 9,4% respecto al ejercicio anterior, supondría unos ingresos directos para el Estado de 580 millones de euros, al ser propietario del 51% del gestor aeroportuario a través de Enaire.

Con esa estrategia financiera, la distribución de las cargas accionarias y la administración de los ingresos previstos con el actual período de contingencia, se podría incrementar las cotizaciones del sector en la Bolsa de Valores de Madrid. @mundiario