Buscar

MUNDIARIO

Los agricultores reclaman un precio justo con tractoradas en Valencia, Lleida y Andalucía

El ministro de Agricultura, Luis Planas, recibe a representantes de Mercadona, el líder de la distribución, sector al que los productores culpan de tirar los precios.
Los agricultores reclaman un precio justo con tractoradas en Valencia, Lleida y Andalucía
Tractorada en Valencia. / RR SS
Tractorada en Valencia. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

Un grupo de agricultores y ganaderos retomaron las protestas por los bajos costos en origen de los productos agrarios. Cientos de tractores están colapsando el centro de Valencia, en un recorrido que les llevará a las puertas de la Delegación del Gobierno. Asimismo, se registran tractoradas en el centro de Lleida o en Baena (Córdoba) y Andalucía, en otra protesta de los olivareros.

Asimismo, el ministro de Agricultura, Luis Planas, recibe a representantes de Mercadona, el líder de la distribución, sector al que los productores culpan de tirar los precios y utilizar estrategias de venta a pérdidas o de recurrir a ofertas de productos reclamo que presionan aún más a la baja los precios. Por su parte la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, reciben a representantes sindicales agrarios.

 Algunos de los afectados, como Miguel Ángel Rosa le explica a José Piles su problema señalando su reloj: "Cuando este Casio llega a la tienda, ya tiene los costes de producción incorporados. Y nosotros en cambio somos los primeros en mover la rueda, los últimos en cobrar y ni siquiera nos llega para cubrir lo que hemos gastado".

 Los dos agricultores tienen 60 años y empezaron a trabajar en el campo con 14. Producen naranjas, caquis y verduras. "La maquinaria está cara, el combustible está caro, los fitosanitarios están caros...", afirman. La subida del salario mínimo, en cambio, no les ha afectado porque en Valencia los jornales ya se pagaban más caros. Pero otro tipo de decisiones políticas sí: "Europa deja entrar fruta de Egipto, Suráfrica y el cono sur cuando aquí empieza la campaña. Ellos tienen salarios bajísimos y encima usan fitosanitarios que aquí tenemos prohibidos. Nos han vendido por todos lados", lamentan. @mundiario