Buscar

MUNDIARIO

Trabajo impone las primeras multas semestrales por registro de jornada

El despacho de Magdalena Valero impone sanciones que suben hasta los 1.263.378,5 por diversos criterios tras un estudio hecho desde mayo a la fecha.
Trabajo impone las primeras multas semestrales por registro de jornada
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo. / Twitter
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La Inspección de Trabajo ha realizado un balance del primer semestre de este año de la aplicación de la nueva normativa de registro de jornada, vigente desde el 12 de mayo. El organismo, rama del Ministerio de Trabajo, cerró los 505 expedientes relacionados con ese nuevo registro y hasta en 107 de los mismos, es decir un 21%, encontró sendas infracciones, las cuales han desembocado en multas que se elevan hasta los 113.181 euros. Esto evidencia que el periodo de gracia que el ministerio dijo que daría al inicio de la aplicación de esta norma ha expirado y que la Inspección de Trabajo ya se puso manos a la obra.

A la vez, el organismo también detectó hasta 980 infracciones extra sobre el tiempo de trabajo, es decir horas extra, cumplimiento de horarios, etc. Aquellas sanciones pertenecen a las campañas específicas que realiza el organismo a fin de monitorear dichos aspectos de las condiciones laborales.

En una nota emitida este martes, la Inspección revisó a detalle la existencia del registro de jornada, así como el sistema para que los empleados fichen al inicio y al final de sus respectivos turnos, algo forzoso desde mayo, y el registro ha sido utilizado "como medio de prueba" a fin de revisar el cumplimiento de la jornada. A partir del 12 de mayo, las empresas deben registrar la jornada, específicamente "el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo" y eso aplica a todas las jornadas.

En los seis meses en que esta norma se ha aplicado, se ha detectado ya que muchas compañías todavía tienen problemas con el registro. La Inspección reportó que en este lapso se han iniciado hasta 2.010 expedientes sobre el sistema de control de entrada y salida de empleados. Lo que no explica es el número de inspecciones hechas ni tampoco bajo qué criterios se hicieron. De los 2.010 comenzados, apenas se cerraron 505 y hasta en 107 se detectaron infracciones sancionadas. En otras palabras, un 21,8% de las empresas bajo expediente cometieron al menos una infracción. Al mismo tiempo, se remitieron hasta 189 requerimientos por esta razón, lo cual representa que hasta seis de cada 10 empresas expedientadas contaban ya con algún problema en sus registros.

El País cita a sus fuentes en el Ministerio de Trabajo para asegurar que en estos seis meses no ha habido ninguna campaña específica que vele por el cumplimiento de la obligación de contar con un registro de jornada, sino que las inspecciones se han hecho cuando ha habido "denuncia de algún particular o de los sindicatos".

En este semestre se han cerrado ya 5.363 expedientes, 505 de ellos son de registro de jornada y el resto son a tiempo de trabajo. De paso, las 107 infracciones por registro, se han detectado hasta 873 infracciones relacionadas con el tiempo de trabajo. En otras palabras, hasta el 18% de los expedientes por tiempo de trabajo desembocaron en una multa. Así, hasta 980 multas representan un 10% más que en el último semestre, es decir, de noviembre a abril.

De acuerdo a la norma, hay una infracción del registro de jornada cuando no se cuenta con una, o cuando sí se tiene pero no se conservan los datos al menos durante cuatro años, o cuando el registro simplemente no está accesible "a las personas trabajadoras, sus representantes legales y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social".

A raíz de estas inspecciones, se emitieron multas por un valor que sube hasta 1.263.378,5 euros, un 10,5% más en relación al periodo noviembre-abril. Nueve de cada diez de ellas estaban relacionadas a infracciones en el tiempo de trabajo, pero hasta 113.181 euros de multas fueron impuestos por las infracciones relacionadas con este registro. En otras palabras, una media de 1.057,76 euros por cada una.

De paso, se hicieron 1.671 requerimientos de subsanaciones, libres de multas, de los que 1.482 estaban relacionadas al tiempo de trabajo y hasta 189 con su registro. En otras palabras, al sumar infracciones y requerimientos, la Inspección encontró irregularidades en hasta la mitad de los expedientes finalizados.

El organismo ha dado a conocer que el año entrante emprenderá una nueva campaña específica sobre el registro horario de la jornada de la mano con las Comunidades Autónomas, a fin de "reforzar y aumentar las actuaciones llevadas a cabo en estos seis meses". @mundiario