Buscar

No todos los bancos se desmarcan de las criptomonedas

Vontobel y Falcon Bank, bancos suizos, se encuentran entre las entidades que han accedido a gestionar las inversiones en criptomonedas de sus clientes. 

No todos los bancos se desmarcan de las criptomonedas
Bitcoin y Litecoin. cryptocurrencynews.com
Bitcoin y Litecoin. cryptocurrencynews.com

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

Hispano-venezolana, tiene 10 años de experiencia en el periodismo en medios digitales. Ha trabajado en diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Un grupo de bancos europeos de menor tamaño se ha desmarcado del resto, dando a los inversores acceso a las criptomonedas y asesoramiento sobre ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés), a pesar de las medidas de los reguladores para frenar estas actividades.

Según informa Expansión, Vontobel y Falcon Bank, bancos privados suizos, se encuentran entre las entidades que han accedido a gestionar las inversiones en criptomonedas de sus clientes. El alemán Fidor Bank y la entidad de Liechtenstein Bank Frick también ofrecen este tipo de servicios.

"Hay riesgos, pero también grandes oportunidades", opina Edi Wögerer, consejero delegado de Bank Frick. "Sabemos cómo operar para aumentar la seguridad, y estamos convencidos de que esta es una gran oportunidad para bancos como el nuestro", añade. Asimismo, Wögerer cree que "los bancos más grandes ven una amenaza en las criptomonedas porque no las entienden".

Por su parte, Oliver Bussmann, director de la Crypto Valley Association, que opera cerca de Zurich, cree que dado que las grandes entidades evitan operar con criptomonedas, están dejando espacio a los bancos más pequeños y a las firmas especializadas.

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan Chase, ha amenazado con despedir a cualquier empleado al que se descubra operando con criptodivisas. Muchos bancos británicos y estadounidenses han bloqueado las compras en criptomonedas con tarjeta de crédito. De hecho, en Reino Unido se niegan incluso a conceder créditos a clientes con depósitos que se financian a través de la venta de criptodivisas. Desde que el valor de las criptodivisas se redujo a la mitad el mes pasado, los reguladores han comenzado a advertir sobre los peligros de esta nueva clase de activo.

Los escándalos por el hackeo de varias plataformas de negociación de criptomonedas han agravado los recelos hacia la inversión en divisas digitales en los últimos meses. El más reciente de estos hackeos ha sido el de la plataforma italiana Bitgrail. A finales de enero interrumpió su actividad, alegando problemas técnicos. El pasado viernes emitió un comunicado en el que confirmó que había sufrido un hackeo que incluyó el robo de dinero, por lo que había informado a la policía para que iniciara la investigación pertinente.

Carl-Ludwig Thiele, miembro del Comité Ejecutivo del Bundesbank, cree que el bitcoin es una inversión muy peligrosa y que puede ser atacada por varios frentes. Pero sobre todo, este experto sostiene que la minería de esta divisa es muy contaminante por su uso intensivo de la energía, lo que puede ser un gran obstáculo para su expansión. "Según se van sumando mineros al proceso y van generando mayor potencia de procesamiento en el sistema bitcoin, el algoritmo reacciona aumentando automáticamente la potencia necesaria para extraer nuevos bloques de transacciones", comenta el experto en política monetaria. @mundiario